El presidente de Asetra ve un «fallo humano» en el accidente de Vía Roma

Unos jóvenes se suben a un autobús urbano en la plaza de Artillería. /Antonio Tanarro
Unos jóvenes se suben a un autobús urbano en la plaza de Artillería. / Antonio Tanarro

Juan Andrés Saiz Garrido reclama que «se resuelva cuanto antes» la adjudicación del transporte urbano

ÁLVARO GÓMEZSegovia

El máximo responsable de las empresas de transporte de Segovia defiende la hipótesis del error humano en el accidente del autobús urbano ocurrido en Vía Roma hace dos semanas y que dejó cinco heridos. A tenor de las manifestaciones que se han sucedido en este tiempo, parecía que el Ayuntamiento de la capital iba a ser la única institución que iba a defender la teoría de que el vehículo no sufrió ningún fallo mecánico, con todos los grupos políticos de la oposición exigiendo una comisión para tratar el accidente y con el comité de empresa detallando varios fallos de la flota.

Sin embargo, el presidente de la Agrupación Segoviana Empresarial de Transportes (Asetra) se alinea del lado de la versión que viene dando el gobierno municipal. Juan Andrés Saiz Garrido, presidente de la patronal provincial del sector, considera «un fallo humano» lo ocurrido con el autobús que se desplazó calle abajo sin nadie al volante, colisionando con varios vehículos y con un saldo de cinco heridos leves. «Hasta donde yo sé, se trata de un error humano que puede ocurrir con vehículos nuevos y viejos de cualquier empresa», indica al mismo tiempo que disculpa a la conductora, ya que «lógicamente las personas somos humanas y cometemos errores».

El representante de los transportistas subraya que el objetivo principal de su agrupación es defender «la seguridad vial por encima de todo», y considera que en este caso no hubo ningún fallo mecánico por parte del vehículo, «que fue renovado hace cuatro años, está nuevo». «Parece ser que la conductora no bloqueó correctamente el autobús y en una cuesta abajo cualquier vehículo cae si no está debidamente frenado», expone el presidente.

El resto de averías ocurridas los últimos días son «más normales de lo que parecen»

Respecto al resto de problemas que ha sufrido la flota en los últimos días, como el fallo eléctrico en un vehículo de la línea 5 que cubre la ruta del barrio de Nueva Segovia y el sobrecalentamiento de los frenos de otro que realiza el recorrido entre la capital y la estación del Ave en la línea 11, Juan Andrés Saiz Garrido señala que se deben a problemas propios de la antigüedad. «Son incidentes normales fruto de una flota que ya tiene varios años».

El presidente de la patronal segoviana del transporte hace hincapié en que «hay que buscar soluciones y no culpables» y pide que se evite alarmar a la población «al no ser el accidente de Vía Roma un fallo mecánico ni de envejecimiento del vehículo y siendo el resto de incidentes más normales de lo que a primera vista parecen».

Saiz Garrido aboga por acelerar el proceso de adjudicación del servicio de transporte urbano para solucionar el envejecimiento de los vehículos. «La concesión se está concluyendo y lo ideal sería que el proceso se resolviera cuanto antes porque eso significa la renovación de todos los vehículos».

«Buenos conductores»

En este sentido, el presidente de Asetra es contrario a cambiar la actual flota de vehículos ya que «es absurdo» que se renueven antes de que se adjudique el concurso a una nueva empresa. «Lo que hay que hacer es acelerar el proceso, que no se judicialice en exceso y que se resuelva lo antes posible para que la nueva empresa afronte este problema», asevera. Además, opina que agilizar el proceso de adjudicación «implicará mantener la plantilla, que está formada por buenos conductores y buenos profesionales». También supondrá que «haya una flota de última generación para el buen servicio público de los ciudadanos».

El representante de la agrupación incidió en que la principal labor de su asociación es priorizar la seguridad vial al gestionar este tipo de situaciones e indicó que en Asetra «defendemos a todos los transportistas, sea el que sea».

La agrupación profesional se fundó en 1977 y aglutina a medio millar de empresas que cuentan con más de 1.200 vehículos dedicados a varios sectores, como actividades auxiliares de transporte, servicios funerarios, transporte de sanitario, y de viajeros en autotaxi. Además, acoge a empresas de transporte de viajeros en autobús y de mercancías, tanto de carga general como de obras, ganado, mercancías peligrosas o transporte frigorífico.