Villacastín, un pueblo segoviano de 1.500 habitantes que anuncia 600 nuevos empleos para 2019

Vista de las instalaciones que la compañía salmantina Lonypack ha levantado en el polígono industrial Valdeherrera, en Villacastín. /Pedro L. Merino
Vista de las instalaciones que la compañía salmantina Lonypack ha levantado en el polígono industrial Valdeherrera, en Villacastín. / Pedro L. Merino

Ya son veinte las compañías interesadas en instalarse próximamente en Valdeherrera

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Los próximos meses serán cruciales para el futuro de Villacastín, municipio de alrededor de 1.500 habitantes situado en un enclave de la provincia especialmente sensible, donde se juntan las autopistas del Noroeste (AP-6), que une las localidades de Collado Villalba (Madrid) y Adanero (Ávila), y AP-51 (Ávila-Villacastín), y las carreteras N-VI (Madrid-La Coruña) y N-110 (Soria-Plasencia). El polígono industrial Valdeherrera, largamente deseado, despegará definitivamente con la apertura de Lonypack, compañía salmantina pionera que tiene previsto iniciar su actividad a principios de año con la creación de 150 puestos de trabajo, y la puesta en marcha del Centro Integral Cárnico (CIC), instalación que la crisis económica frenó y que acaba de adjudicarse el grupo Copese, de Coca, tras la autorización del Juzgado número 5 de lo Mercantil de Madrid. Según el alcalde de Villacastín, Jesús Grande, Copese ya ha tomado posesión de las instalaciones, cerradas desde el año 2006, y aspira a abrir la planta a primeros de marzo con 200 puestos de trabajo de salida.

Estas dos empresas, unidas a otras que prevén tomar asiento en el nuevo polígono durante los próximos meses, contribuirán a crear alrededor de 600 empleos en Villacastín a lo largo de 2019, según las previsiones que maneja el Ayuntamiento. De hecho, ya son una veintena las compañías que han solicitado instalarse en el polígono industrial de Villacastín, entre ellas Funeraria Santa Teresa, que está construyendo un tanatorio, y un secadero de jamones procedente de Cataluña que ha adquirido 30.000 metros cuadrados de terreno, además de cuatro empresas locales que quieren trasladarse a la nueva área industrial. «Dentro de un año, entre el polígono y el centro cárnico de Copese, habrá 600 nuevos puestos de trabajo en Villacastín. Eso con toda seguridad. Teniendo en cuenta los planes de expansión de algunas de estas empresas, dentro de cinco años podríamos alcanzar los mil o mil y pico empleos», afirma el regidor.

En cualquier caso, Lonypack Global será la primera empresa en echar a andar. La compañía quería inaugurar sus instalaciones en enero, pero la nave principal todavía se encuentra en obras, a falta de remates que podrían retrasar la apertura a mediados de febrero, según Jesús Grande. Se trata de un grupo empresarial especializado en loncheado y envasado de productos cárnicos y derivados lácteos, que empezará su actividad con una inversión de 12 millones de euros y 150 puestos de trabajo. Las instalaciones ocupan una superficie de 594.730 metros cuadrados, la mayor parte destinada a 190 parcelas industriales y dos al sector comercial. De los 150 empleos que creará Lonypack, el 87% será de técnicos de fábrica, puesto para el que no se requerirá título y que contará con formación por parte de la empresa. El 4% lo ocuparán cargos intermedios, sobre todo ingenieros y en especial industriales. Los técnicos de mantenimiento supondrán el 2% de la plantilla y alguno de estos puestos también requerirá la titulación de ingeniería. Otro 2% serán los puestos de contabilidad y el 3,5% corresponderá al proceso de control de calidad (químicos, farmacéuticos o veterinarios). El resto (1,5%) son cargos de alta dirección. El alcalde de Villacastín recuerda que, dependiendo de la demanda, la empresa ampliará la fábrica y alcanzará los 250 trabajadores.

La ayuda de la Junta de Castilla y León ha sido clave para poner en marcha el polígono. El Gobierno autonómico ha destinado 20 millones de euros, inversión que evidencia el interés y las perspectivas de desarrollo que Valdeherrera ha generado. El pasado 31 de agosto, la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, visitó el polígono para apoyar la instalación de Lonypack y subrayó las esperanzas que la Junta tiene depositadas en el nuevo parque industrial: «Tiene una ubicación fantástica. Va a tener éxito, seguro». El polígono de Villacastín, promovido por el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE), supone una relevante ampliación de la oferta de suelo industrial de Castilla y León. De ahí el respaldo público recibido. El área cuenta con electricidad, agua y todos los servicios que las empresas necesitan, excepto la fibra óptica. Cuantas más empresas albergue, más serán las ayudas a las que pueda acceder.

El otro pilar del futuro desarrollo económico de Villacastín es el Centro Integral Cárnico, situado a escasos 300 metros del polígono industrial. El recurso planteado por el grupo Copese contra el auto que desautorizó la venta de estas instalaciones construidas en el año 2006 ha llegado a buen puerto. El juzgado ha dictaminado a favor de la empresa caucense, que ya ha tomado posesión del complejo y se encuentra adecuándolo y adaptándolo a las necesidades actuales. «Están limpiando y reparando. Son 20.000 metros cuadrados construidos sobre 70 hectáreas de terreno. Estamos hablando de 220 puestos de trabajo de salida que podrán convertirse en 400 cuando el centro está a pleno rendimiento», afirma el alcalde de Villacastín.

 

Fotos

Vídeos