La Policía Local muestra reticencias a la zona 30 en Ezequiel González

Varios coches circulan por el paseo Ezequiel González. /Antonio De Torre
Varios coches circulan por el paseo Ezequiel González. / Antonio De Torre

El concejal de Tráfico mantiene que su intención es cerrar el circuito de carriles para bicicletas por la ciudad

Q. Y.Segovia

«Una cosa es la idea política y otra es la técnica». Con esta frase resume el concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad y Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero, las dudas surgidas a la hora de habilitar en el paseo Ezequiel González y en Conde Sepúlveda un carril para bicicletas en el que la velocidad para los vehículos esté limitada a 30 kilómetros por hora. El plan del edil contemplaba su implantación durante el verano, con lo que se habría dado un paso más en el objetivo de unir las calles con preferencia ciclista de la ciudad con el carril bici situado junto a la carretera CL-601, pero en los últimos días han surgido dudas acerca de su idoneidad.

Tras una reunión mantenida con la Policía Local, la dirección del cuerpo local expresó a Muñoz-Torrero sus dudas sobre los objetivos que se consiguen con la medida, entre los que destaca aumentar la seguridad del ciclista en la ciudad. No obstante, y aunque se ha constatado un descenso en la velocidad de los coches que circulan por las calles con carril bici y limitación a 30 kilómetros por hora, no se ha percibido un mayor uso de la bicicleta por estas zonas de la ciudad. Además, entre los inconvenientes que podría conllevar la medida destaca un mayor número de atascos en una de las vías de la ciudad que más tráfico soportan a lo largo del día, y que también se está viendo afectada por las obras de desdoblamiento de la SG-20. «Es un tema delicado. A lo mejor 30 kilómetros por hora es poca velocidad para un tráfico fluido en esta vía», comenta el edil, quien también contempla posibles problemas en el caso de colocar un radar en esta calle en el que habría carriles con dos velocidades máximas permitidas (30 kilómetros por hora en el carril derecho y 50 en el izquierdo). Además, la Policía Local también prevé mayores problemas en el momento en el que sea necesario acometer cualquier pequeña intervención a lo largo de la calle.

No obstante, y a pesar de las reticencias de la Policía Local, Muñoz-Torrero no descarta la idea, que será estudiada por el equipo de gobierno. Es más, emplaza a las próximas obras que tendrán lugar entre la rotonda de Cándido y la de la Policía Nacional como el «momento ideal» para pintar la nueva señalización horizontal en los carriles derechos, al igual que se hizo tras las reformas en la avenida de la Constitución.

«Quiero pintar más carriles. Hay peticiones de colectivos ciclistas», incide Ramón Muñoz-Torrero para justificar su intención de implementar esta medida –que ya está vigente en calles como Gerardo Diego, Vía Roma o la avenida de la Constitución– en otras zonas de la ciudad. Y además tampoco quiere esperar demasiado, consciente de que en apenas un par de meses las condiciones meteorológicas no serán las más adecuadas para pintar sobre el asfalto.

Además de qué hacer en Ezequiel González y en Conde Sepúlveda, Muñoz-Torrero también sopesa cómo unir el carril bici de la CL-601 por el barrio de Nueva Segovia, siendo la avenida Vicente Aleixandre la que gana más enteros. «En esa vía estaría bien ya que la circulación está retenida con pasos de cebra elevados», apunta.

 

Fotos

Vídeos