La Policía Local de Segovia incrementa su presencia para evitar atascos

Atascos en el cruce de la avenida Juan Carlos I y Padre Claret el pasado 2 de mayo./Antonio de Torre
Atascos en el cruce de la avenida Juan Carlos I y Padre Claret el pasado 2 de mayo. / Antonio de Torre

El Ayuntamiento recogerá datos de la evolución del tráfico para elaborar un nuevo protocolo en días de gran afluencia de turistas

QUIQUE YUSTESegovia

El Ayuntamiento de Segovia quiere evitar que este miércoles, 15 de mayo, vuelvan a producirse los atascos que colapsaron la ciudad el pasado 2 de mayo y por ello ha incrementado el servicio de Policía Local, que trabajará a pleno rendimiento y con el dispositivo al completo. Con motivo de la festividad (en Madrid) de San Isidro Labrador se espera que Segovia vuelva a recibir durante este miércoles un gran número de turistas procedentes de la capital de España, circunstancia que hace menos de dos semanas desembocó en atascos de más de media hora en algunas de las principales vías de la ciudad en torno a las dos de la tarde. Al igual que hace trece días, la jornada es laboral tanto en la ciudad como en buena parte de la provincia, lo que provocó entonces que en determinados momentos del día coincidiesen por las calles de Segovia los vehículos de turistas y de aquellos vecinos que entran o salen de sus puestos de trabajo y los que recogen a los más pequeños de colegios e institutos.

A pesar de las circunstancias en común con el 2 de mayo, el equipo de gobierno del Ayuntamiento espera que el colapso de la ciudad no se repita este miercoles por varios factores. En primer lugar porque se trata de una festividad en medio de la semana y no de un puente como hace trece días. Además, hoy es fiesta tan solo en la ciudad de Madrid y no en toda la Comunidad madrileña, por lo que se espera que la afluencia de turistas no sea tan elevada. Sin embargo, en esta ocasión la festividad para los madrileños coincide con la celebración en Segovia de Titirimundi, un festival que cada año atrae a miles de personas a la ciudad procedentes tanto municipios de la provincia de Segovia como de otras limítrofes.

Para evitar situaciones parecidas se va a incrementar el servicio de Policía Local, cuyo dispositivo estará al completo (a diferencia de lo ocurrido hace dos semanas). Los agentes estarán vigilando las principales entradas a la ciudad y la afluencia de tráfico para aconsejar a vecinos y turistas por donde circular, en función del grado de ocupación de los aparcamientos, tanto subterráneos como en superficie, del centro de Segovia. Además, y como en la mayoría de puentes y jornadas de gran afluencia de turistas, se cortará el tráfico al casco histórico de forma progresiva si es necesario.

El Ayuntamiento, que recomienda a los segovianos dejar el coche en casa y utilizar el transporte público para evitar atascos, aprovechará la jornada de hoy para recabar datos e información que servirán en el futuro para elaborar un protocolo de actuación en días de gran afluencia de turistas. No obstante, la mayoría de formaciones políticas propone como principal solución la creación de aparcamientos disuasorios.