El polémico diablo Segodeus ya hace selfies en la calle San Juan de Segovia