El plan de empleo de Cruz Roja logra insertar a la mitad de los participantes

Participantes en la mesa de diálogo de la Federación Empresarial y Cruz Roja. /A. de Torre
Participantes en la mesa de diálogo de la Federación Empresarial y Cruz Roja. / A. de Torre

De las 700 personas que participaron el año pasado en el programa de la ONG, alrededor de 350 encontraron trabajo

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

El programa de empleo de Cruz Roja de Segovia da buen resultado con las mujeres. Sobre todo. El índice de integración laboral del colectivo femenino es más elevado que el del masculino, aunque los trabajos que encuentran «no son de calidad». Con este programa que gestiona la ONG las mujeres encuentran trabajo en cuidado de personas, en especial de mayores, y en hostelería, pero el futuro está en las nuevas tecnologías. Conocer las demandas de las empresas fue precisamente el objetivo de la mesa de diálogo celebrada en la sede de la Federación Empresarial Segoviana (Fes), centrada en analizar medidas que mejoren la empleabilidad y en los sectores emergentes.

María Luisa de Pablo, coordinadora del Plan de Empleo de Cruz Roja de Segovia, explicó que el objetivo de esta jornada, en el marco del convenio firmado por la entidad con la Fes, es «ir acercándonos a las empresas, conocer cuáles sus empleos emergentes, sus competencias, sus perfiles y aquello que consideran que es necesario que tengan los futuros trabajadores».

En esta mesa de diálogo participaron representantes de las empresas Calidad Pascual, Ilunion, Ambientair, Ecoeduco, Pigchamp Pro Europa y Huercasa y de los grupos de acción local Segovia Sur y Codinse. En el encuentro quedó de manifiesto la importancia de la digitalización, conocimiento de Idiomas y desarrollo de competencias personales dirigidas a la comunicación y relación interpersonal como herramientas básicas que el trabajador va a requerir en los próximos años.

Como explicó María Luisa de Pablo, pretende también el convenio entre Fes y Cruz Roja que el mercado laboral sea «más inclusivo, donde sean los ejes la gestión la diversidad, las medidas de conciliación laboral y corresponsabilidad, y la valoración del talento». Por eso esta jornada en la Fes incidió en los sectores de empleo emergentes, pues en una provincia como la segoviana, con escaso tejido industrial, pueden considerarse así los de medio ambiente, ocio y la sociedad de la información.

De hecho, el objetivo era «conocer los retos que estas empresas tienen en materia de empleo, identificar las principales competencias profesionales que requiere el mercado en el momento actual, y las dificultades que las empresas encuentran para retener talento y analizar las vías desde las que el tercer sector puede ayudar a conciliar los objetivos empresariales y sociales».

Transversales

Los empresarios hablan de los puestos que les resulta difícil cubrir, y mencionan sobre todo los de operario de mantenimiento, para los que hay poca disponibilidad, y respecto a los sectores emergentes o nuevos empleos demandan o prevén hacerlo empleos relacionados con las nuevas tecnologías.

«Entre las competencias que nos hablan las empresas que van a necesitar están el manejo de los dispositivos de las nuevas tecnologías de cualquier tipo, que manejen también el inglés, y muy transversales, que valgan para diferentes puestos de trabajo», apuntó De Pablo. Así, el plan de Empleo de Cruz Roja persigue además crear «una alianza que mejore la empleabilidad de las personas que se encuentran en una situación más vulnerable, y se dirige tanto a empresas como a quienes acuden a las oficinas de la ONG a buscar empleo. En este sentido, explicó María Luisa de Pablo que « necesitamos tener esa información para luego hacer nuestros planes formativos y orientarles en la búsqueda de empleo en igualdad de condiciones, dado que son personas que, por diversas circunstancias, tienen perfiles muy diversos».

Tasa elevada

Cruz Roja de Segovia atendió en 2017 con su programa de empleo a unas 700 personas y el resultado arroja una tasa de inserción laboral de alrededor del 50%, muy elevada si se considera que la mayoría de las personas que participan en el plan están en situación de vulnerabilidad o forman parte de colectivos vulnerables.

De Pablo señaló que fueron alrededor de 350 personas las que encontraron un empleo el año pasado con el programa, si bien precisó que «es verdad que trabajamos diferentes proyectos dirigidos a diferentes perfiles y hay algunos, como los destinados a mujeres, en los que la tasa de inserción es muy elevada».

De nuevo matizó la responsable de Cruz Roja que suelen ser trabajos de «no demasiada calidad, y cuando hablamos de mujeres la calidad baja aún más», pero el dato positivo es que «año a año vamos viendo que las inserciones van subiendo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos