El plan de asfaltado se reanudará el lunes y se hará por la noche

Trabajos de asfaltado en el barrio de San José durante el mes de abril./Antonio Tanarro
Trabajos de asfaltado en el barrio de San José durante el mes de abril. / Antonio Tanarro

Los trabajos se realizarán de diez de la noche a siete de la mañana

El Norte
EL NORTESegovia

El Ayuntamiento de Segovia va a reanudar el lunes los trabajos correspondientes al lote 2 del plan de asfaltado correspondiente a 2018, que se realizarán en horario nocturno, desde las diez de la noche hasta las siete de la mañana, «ya que afectan a viales con tráfico intenso y complicarían la circulación por la ciudad», explican fuentes municipales.

El lunes se asfaltará la entrada sur al polígono Acueducto (junto a la AP-61) y la glorieta de la calle Navacerrada-Carretera de San Rafael N-603. Asimismo, se levarán las tapas de registro de las calles Navacerrada, Siete Picos (polígono El Cerro) y Buenavista. El martes está previsto asfaltar las calles Navacerrada, Siete Picos y Buenavista (confluencia con la carretera de Villacastín). Asimismo, se levantarán las tapas situadas en la margen derecha del paseo Obispo Quesada y la avenida Juan Carlos I (entre la glorieta de la Puerta Madrid y la de la avenida de la Constitución). También las del tramo del paseo Obispo Quesada frente a la estación convencional de Renfe. Todas estas zonas se asfaltarán el miércoles, jornada en la que finalizarán estas obras.

En principio, si las circunstancias de las obras lo permiten, no está previsto cortar la circulación mientras se levantan las tapas de registro, aunque sí se prohibirá el aparcamiento para dar mayor fluidez a los trabajos. Además, se cortarrá el tráfico mientras se procede al asfaltado del firme. Pasados unos días, se procederá a la señalización horizontal de las zonas asfaltadas.

Los fondos para acometer el plan de asfaltado proceden de los remanentes de tesorería de 2017 y, por lo tanto, fue requisito imprescindible adjudicar los trabajos antes del pasado 31 de diciembre (en caso de no haberlo hecho el Ayuntamiento no habría podido disponer de ese dinero) y declarar las obras como financiera sostenibles.