Dos personas salieron del paro y tres encontraron un empleo en Segovia cada día de 2018

Un camarero sirve una mesa en una terraza de la Plaza Mayor./A. Tanarro
Un camarero sirve una mesa en una terraza de la Plaza Mayor. / A. Tanarro

La provincia despidió diciembre con 7.006 parados, 58 más que en noviembre, y 60.980 ocupados, 1.048 afiliados más que hace un año

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La variación interanual es positiva, pero el total de personas desempleadas vuelve a superar en la provincia de Segovia la cifra de 7.000. El cierre del año 2018 muestra una evolución del paro «preocupante», en opinión tanto de los representantes de la patronal como de los sindicatos, pues en diciembre el desempleo volvió a aumentar por cuarto mes consecutivo. El incremento, de 58 personas más en paro, supone una variación relativa respecto a noviembre del 0,83%, pero sitúa de nuevo el número total en más de siete mil personas, 7.006 inscritas en los servicios públicos de empleo, una barrera psicológica que incide en la valoración negativa de la marcha de la economía, pues en un contexto de recuperación económica el paro vuelve a crecer en la provincia, donde el sector servicios tiene un peso muy acusado. Así, la variación interanual del número de parados, que desciende un 10,93% respecto a diciembre de 2017 y en 860 personas no es tan favorable.

La patronal reclama reformas estatales y los sindicatos un cambio del modelo productivo

Las reacciones por esta evolución del desempleo en el último mes y a lo largo de todo el año pasado son diversas y casi contradictorias entre los representantes de la patronal segoviana y de los sindicatos mayoritarios. Para Andrés Ortega, presidente de la Federación Empresarial Segoviana, aunque la variación interanual sea positiva no es suficiente para reactivar la economía segoviana cuando la situación general de la economía mejora. Sobre todo porque este aumento de diciembre se produce en un mes en el que hay contrataciones temporales por el incremento de la actividad comercial y de hostelería.

En opinión del presidente de la Fes, sigue siendo necesario que el Gobierno de la nación realice «reformas estructurales, mejoras encaminadas a reactivar la economía provincial, que contribuyan a que las empresas refuercen su capacidad y la creación de empleo».

Pero no es optimista. Si a primeros de diciembre confiaba en que las campañas navideñas contribuyeran a una mejora del empleo provincial, los datos registrados le han mostrado una realidad distinta, y no se ha producido el esperado cambio de tendencia. Su pesimismo es mayor ante la actual situación política en España, y apunta directamente al Gobierno que preside Pedro Sánchez: «Lo primero que necesitamos los empresarios, y la economía en general, es estabilidad, no decisiones cambiantes».

Asegura Ortega que «estamos en un momento complicado» para que llegue a concretarse esa estabilidad, «con un Gobierno en minoría, que solo tiene 84 escaños y necesita el apoyo de los partidos nacionalistas que tienen objetivos muy distintos a los del resto de la sociedad española. Y eso no es positivo para la economía».

Perspectiva sindical

El punto de vista de los sindicatos tiene como objetivo otros cambios. Por un lado, la modificación de la reforma laboral de 2012; por otro, el cambio de modelo productivo y y la diversificación de la economía en la provincia, aspectos en los que vienen insistiendo hace tiempo, pero con mayor insistencia en los últimos meses.

Álex Blázquez, secretario provincial de Comisiones Obreras, señaló ayer que su valoración de los datos del paro publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal «es negativa, sobre todo porque habíamos puesto esperanzas en la campaña navideña», a pesar de que la configuración del tejido empresarial de la provincia, centrada en el sector servicios, permitía augurar este comportamiento del desempleo.

El responsable de CC OO consideró que es lógico que aumente el paro en agricultura y construcción, y que se reduzca en industria y servicios, y manifestó que este comportamiento apoya su diagnóstico de que Segovia no puede conformarse «con que la variación interanual sea positiva», pues «tiene que ser ambiciosa para que la gente quiera venir a vivir y a trabajar a Segovia, donde hay un bajo nivel de paro y puede haber empleo de calidad».

Además, Blázquez incidió en que las cifras de desempleo hay que ponerlas en el contexto de la despoblación, porque con los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística en la mano «es evidente que la población está cayendo en la provincia, y eso multiplica la tasa del paro».

Su homólogo de UGT, Manuel Sanz, comparte estos argumentos. «Continúa la dinámica que venimos viendo desde el verano, siguen subiendo los datos del paro en la provincia, y si hay un descenso en computo interanual es porque hubo una disminución del número de parados en los primeros meses de 2018», señaló.

Sanz destacó que puede considerarse normal que aumente el paro en la construcción, porque en estos meses de invierno influyen mucho en la actividad del sector las condiciones meteorológicas, y también que crezca en agricultura, una vez finalizadas las campañas de temporada. «Y es lógico y positivo que aumente el empleo en industria, que es el sector que mejor aguanta los vaivenes de la economía», recalcó.

Pero el responsable provincial de UGT también insiste en «reivindicar los cambios necesarios en la reforma laboral de 2012, porque la tónica dominantes en los nuevos contratos y empleos es la precariedad, con una contratación indefinida muy escasa como consecuencia de esa reforma, que ha situado a los trabajadores en condiciones precarias y de debilidad». Por eso también incide Sanz en la necesidad de diversificar la economía, ya que «el sector turístico no es suficiente para frenar la emigración ante la demanda de trabajo».

Andrés Ortega, presidente de la Federación Empresarial Segoviana, ya alertaba hace un mes de que el crecimiento del paro mes a mes hay que valorarlo en ese contexto de una economía en recuperación y, por eso, le preocupa sobremanera el aumento de la lista de demandantes de empleo en 58 personas y que confirme la tendencia que apuntaba después del verano. Porque si diciembre ha tenido un mejor comportamiento que el mes precedente, con un aumento del paro reducido, también fue el mes en que se confirmó la tendencia descendente en el número de afiliados a la Seguridad Social, si bien en cómputo anual la variación es positiva, con 1.048 cotizantes más en los distintos regímenes. Y esto puede traducirse en que cada día del año pasado dos personas salieron del paro (2,3 es el coeficiente) y tres encontraron trabajo.

Las afiliaciones contabilizadas al finalizar diciembre son 362 menos que en un mes antes, lo que supone un descenso del 0,59% (de 61.342 a 60.980), pero el comportamiento anual es positivo, con un aumento del 1,75% y 1.048 afiliados.

La estadística publicada por la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León indica que el número medio de afiliaciones en la provincia de Segovia, con datos de diciembre, fue de 43.357 personas en el régimen general (62 más que el mes anterior, con un aumento de 1.131 año y una variación del 2,66% en el último año; el régimen especial agrario tenía 1.827 cotizantes (344 menos, con un descenso mensual del 15,85% y un incremento anual de 50, el 2,81%); 1.317 personas en el régimen especial de empleados del hogar (36 menos que un año antes, con una variación del 2,66%), y 14.479 afiliados en el régimen de autónomos (72 cotizantes menos en diciembre y una variación anual negativa de 97 afiliados y el 0,67% menos).

Esos datos anuales indican que los 7.006 parados con que despidió Segovia el año 2008 con un descenso de casi el 11% respecto a enero de 2017 y 860 personas menos inscritas en las oficinas de empleo. Es la segunda mayor bajada de toda España en el cómputo anual, detrás de Zamora y Teruel y por delante de Valladolid.

Sectores

El comportamiento del empleo en diciembre arroja datos positivos en el sector industrial y el de servicios, y negativos en construcción y agricultura. El paro registrado al finalizar diciembre era de 4.733 personas en el sector servicios (36 menos que en noviembre, 2.985 mujeres y 1.748 hombres), la mayoría de edades entre 30 y 44 años (1.590) y de más de 45 años (2.389 en total), y es en este sector donde se concentra el mayor número de mujeres desempleadas.

En la industria también hay menos parados que hace un mes, pues están registradas 517 personas (317 hombres y 200 mujeres), 17 menos.

Mientras, en agricultura son 632 los demandantes de empleo, 63 más que a primeros de diciembre, con un total de 370 hombres y 262 mujeres, y también con más desempleados en las franjas de edad de más de 30 años. Y en construcción también aumenta el paro, con 546 desempleados, 77 más que hace un mes y del total la mayoría hombres, 474.

El colectivo sin empleo anterior también es menor en número. Al finalizar diciembre hay 578 inscritos como demandantes, 29 menos, y las mujeres son el doble que los hombres, 397 frente a 181, y mientras que entre ellos hay más jóvenes menores de 25 años, en el caso de las féminas sin ocupación anterior el paro se reparte casi igual en todas las franjas de edad (solo hay menos entre las que tienen de 25 a 29 años).

Contratos temporales

En cuanto a los contratos, en diciembre se formalizaron en la provincia un total de 5.164, de los que el 93% (4.805) fueron temporales y solo 359 indefinidos, con un tercio menos de esta naturaleza que en noviembre, aunque la variación anual es de un 6,5% más de indefinidos.