Peatonalizar totalmente el entorno del Acueducto, una de las propuestas para los presupuestos participativos

Vehículos llegan a la plaza de Artillería, donde se propone la peatonalización total del entorno del Acueducto./Antonio de Torre
Vehículos llegan a la plaza de Artillería, donde se propone la peatonalización total del entorno del Acueducto. / Antonio de Torre

También destacan las peticiones para instalar un ascensor entre San José y El Palo o crear un paso subterráneo en el paseo de Santo Domingo de Guzmán

QUIQUE YUSTESegovia

La segunda edición de los presupuestos participativos de Segovia ha cerrado su primera fase. El lunes acabó el plazo para que los ciudadanos presentasen las propuestas que consideran necesarias para mejorar la ciudad. A través del correo electrónico, la sede electrónica municipal, el gestor del gobernante o en el propio registro del Ayuntamiento, vecinos de la ciudad –y también de fuera, ya que no era necesario estar empadronado– han presentado ideas que terminaron de ser contabilizadas ayer y que serán presentadas hoy. Entre las conocidas, presentadas en la web, hay una para instalar un ascensor entre San José y El Palo-Mirasierra, varias para una piscina en Zamarramala y otras para aparcamientos disuasorios o peatonalizar por completo el entorno del Acueducto.

A falta de conocer el número total de propuestas recogidas a través de los distintos mecanismos, el portal de participación ciudadana del Ayuntamiento de Segovia ya ha publicado 38 de las presentadas por los ciudadanos. Entre ellas, hay algunas cuyos proyectos ya están aprobados y a falta de los últimos trámites para comenzar su ejecución, como la sustitución del adoquín en el tramo inferior de la avenida Padre Claret o la construcción del centro de alzheimer; otras propuestas que ya fueron de las más votadas en la primera edición de los presupuestos participativos, como el arreglo del parque de la plaza del Doctor Gila (San Millán), la accesibilidad universal en los autobuses urbanos de la Línea 4, la iluminación de la calle Corralillo de San Nicolás o la construcción de un ascensor que una los barrios de San José y El Palo-Mirasierra.

De las propuestas publicadas en el portal municipal destaca el alto porcentaje que corresponde a ideas de los barrios incorporados, en concreto a Zamarramala, con más de una decena de proyectos presentados (arreglo y pavimentación de calles, acondicionamiento del vertedero del Peñigoso, construcción de un frontón, un gimnasio público y una piscina...).

El arreglo de calles también se propone en San Lorenzo, La Albuera o San Marcos, barrio donde se piden bandas reductoras de velocidad en sus carreteras o la restricción de los residuos y ruidos. En Nueva Segovia, por su parte, también se ha propuesto en más de una ocasión adecentar el Lago Alonso, y en el recinto amurallado la instalación de un punto de recarga para coches eléctricos.

Entre los proyectos de interés general para la ciudad son varios los vecinos que proponen la creación de aparcamientos disuasorios, algunos de forma general y otros de manera más concreta en localizaciones como el actual terreno destinado a las ferias o la parcela situada junto al colegio Cooperativa Alcázar. También se propone la construcción de un recinto ferial definitivo para la ciudad, habilitar un parque cerca de la ciudad deportiva, mejorar el campo de fútbol municipal de La Albuera, la recuperación de la zona del Tejerín, la construcción de una rampa en el Ayuntamiento que permita la accesibilidad, hacer accesible el paseo del mirador del Alcázar a La Fuencisla o la rehabilitación de la iglesia de San Nicolás.

También se propone prohibir parar a los autobuses de turistas en la parte final de Vía Roma, medidas para sancionar a los agresores del Acueducto o la peatonalización total del entorno del monumento romano (convirtiéndolo en una gran zona verde hasta la alameda del Parral), propuesta que previsiblemente será descartada debido a su alto coste económico.

Por último, se pide rehabilitar el acceso al recinto amurallado desde San Lorenzo a través del postigo de San Juan de los Caballeros. En concreto, la propuesta consiste en adecuar todo el camino usado en el pasado, desde la calle Jerónimo de Aliaga hasta el postigo, con la construcción de un paso subterráneo bajo el paseo de Santo Domingo de Guzmán, parecido al existente en la carretera del Pinarillo para acceder al cementerio judío, que una San Lorenzo con el recinto amurallado. Si el túnel fuese demasiado caro, el proponente señala la instalación en este punto del paseo de Santo Domingo de Guzmán de un cruce de peatones con la correspondiente señalización luminosa.

Procedimiento

El siguiente paso comenzará el próximo lunes con la primera de las dos preselecciones a las que serán sometidas las propuestas. En ella, que durará hasta el 19 de junio, el grupo gestor descartará aquellas contrarias a las normas o que no sean competencia municipal (como la rehabilitación de la iglesia de San Pedro de los Picos). Además, el mismo grupo gestor también valorará cada idea en base a una serie de criterios. Las diez mejor valoradas pasarán a la segunda preselección, que tendrá lugar durante el verano, en la que los técnicos municipales estudiarán su viabilidad y realizarán una primera estimación económica. En septiembre se publicarán las propuestas seleccionadas para que el 5 de octubre los vecinos de Segovia procedan a su votación. Las que reciban más apoyo, tanto las correspondientes a los barrios como los grandes proyectos para la ciudad, serán incluidas en los presupuestos municipales con un importe total que rondará el millón de euros.