El Patronato del Alcázar de Segovia conmemora el incendio que devastó la fortaleza en 1862