El ascensor que comunicará la calle Gascos y Vía Roma tendrá un exterior de cristal

Un vecino vota durante la elección de los presupuestos participativos para 2019, el pasado noviembre. /A. Tanarro
Un vecino vota durante la elección de los presupuestos participativos para 2019, el pasado noviembre. / A. Tanarro

El Ayuntamiento quiere ubicarlo junto a la escalinata de piedra cercana a la parada de taxi de la plaza de la Artillería

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

La Comisión Territorial de Patrimonio de la Junta de Castilla y León estudia ya el proyecto municipal para construir un ascensor que comunique la calle Gascos con la avenida Vía Roma, según ha desvelado la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero. La instalación de un ascensor que facilite la accesibilidad a los vecinos de San Lorenzo fue el proyecto de interés general más votado en los presupuestos participativos del año pasado. «El proyecto está elaborado y pendiente de la autorización de la Comisión de Patrimonio», confirmó la regidora. Será un ascensor con exterior de cristal (parecido a los de los aparcamientos de Padre Claret) e irá ubicado junto a la escalinata que baja a Gascos, a pocos metros de la plaza de la Artillería. «Hemos estado estudiando posibilidades. Había una que nos gustaba mucho, pero la proximidad de la red eléctrica y otros condicionantes complicaban las cosas. Finalmente, optamos por ubicarlo junto a la escalera, y creo que está muy bien, porque el elevador va a dar justo en el descansillo. Este es el proyecto que estudia Patrimonio, porque se trata de un entorno monumental. Si nos lo aprueba, espero que podamos empezar pronto la tramitación de la obra», dijo Luquero. También confirmó Luquero que los técnicos municipales se encuentran elaborando el proyecto para la instalación de otro ascensor exterior entre San Millán y el paseo del Salón, segunda propuesta de interés general con más votos en la elección del pasado noviembre, así como los pequeños proyectos que los ciudadanos seleccionaron para los barrios.

La alcaldesa ha presentado este miércoles el proceso correspondiente a los presupuestos participativos para 2020, que se votarán el próximo 5 de octubre, si bien en esta ocasión, como novedad, el Ayuntamiento introducirá una herramienta digital -posible gracias a SmartDigital Segovia- que permitirá presentar propuestas y votar 'on line'. El proceso empieza este jueves, 18 de abril, y tendrá varias fases. La primera, entre el 18 de abril y el 13 de mayo, corresponde al periodo de presentación de propuestas o peticiones. Todo los vecinos empadronados en Segovia y mayores de edad podrán proponer proyectos específicos para sus barrios y de interés general a través del correo electrónico presupuestosparticipativos@segovia.es, de los registros municipales o del programa gestor del gobernante de SmartDigital, «una herramienta fácil, buena y práctica» que permite hacer las propuestas 'on line', en palabras del concejal de Participación Ciudadana, Andrés Torquemada.

La segunda fase del proceso comprende del 20 de mayo al 19 de junio. En ella, el grupo gestor de los presupuestos participativos valorará las peticiones y preseleccionará los proyectos. Ese grupo gestor estará integrado por representes de las asociaciones de vecinos de Santa Eulalia, Nueva Segovia, Torredondo, San José Obrero, Cristo del Mercado y San Marcos, de la Asociación de Peñas de San Lorenzo, de la Fedampa Antonio Machado y del Colegio de Aparejadores de Segovia. Las peticiones o propuestas corresponderán a la modalidad 1 (pequeñas intervenciones en los barrios) y la modalidad 2 (proyectos de interés general).

Una vez seleccionados los proyectos, se abrirá un nuevo periodo, entre el 20 de junio y el 6 de septiembre, en el que los técnicos municipales valorarán su viabilidad técnica y económica. Después, se publicarán los proyectos seleccionados y empezará la fase de elección, que culminará el 5 de octubre con la jornada electoral. Los vecinos podrán votar los presupuestos participativos en los once centros cívicos que hay en toda la ciudad y también a través de la plataforma digital, lo que sin duda favorecerá la participación. Aún no está decidida la cantidad de días que se podrá votar de manera digital.

Los presupuestos participativos supondrán el 1,5% (en torno al millón de euros) del presupuesto municipal para 2020. La principal novedad reside en la variación del reparto de inversiones entre aquellos proyectos de interés general y de mayor calado económico y los destinados a los barrios. Así, si en la primera edición el 80% del presupuesto habilitado por el Ayuntamiento fue destinado a grandes inversiones, en 2020 el porcentaje se reducirá al 60%. Por el contrario, las inversiones en los barrios –que recibían el 20%– aumentarán su protagonismo hasta el 40%. En cantidades, se espera que el reparto sea de 600.000 euros para los proyectos de interés general y de 400.000 euros para las inversiones en los barrios.

En la primera votación del presupuesto participativo, verificada el 10 de noviembre de 2018, los ciudadanos emitieron 2.754 votos válidos, 1.378 en la modalidad de pequeñas intervenciones y 1.376 para las obras de interés general. En esta segunda modalidad, los vecinos se decantaron mayoritariamente por el ascensor para acceder desde la calle Gascos a la avenida Vía Roma (276 votos), aunque también respaldaron con holgura la instalación de otro ascensor para acceder al paseo del Salón desde el barrio de San Millán (244 votos). El Ayuntamiento incluyó ambos proyectos en los presupuestos municipales para 2019.