«Ni se nos pasa por la cabeza suspender las becerradas», afirma el alcalde de El Espinar

Javier Figuerdo/ P. L. Merino
Javier Figuerdo / P. L. Merino

Javier Figueredo se va a reunir con la Junta para definir las pautas a seguir en estos festejos

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Al nuevo alcalde de El Espinar, Javier Figueredo, se le acumula el trabajo. El Ayuntamiento ha recibido una carta del Partido Animalista PACMA en el que le notifica que va a iniciar una recogida de formas para pedir la prohibición de las becerradas. El regidor, por su parte, revela que va reunirse próximamente con los responsables de la Junta de Castilla y León pertinentes con el objetivo de «marcar las pautas» que han de cumplir los participantes en estos espectáculos taurinos, así como tener bien definidas las normas que regulan su celebración.

Javier Figueredo precisa que ese encuentro pendiente con la Administración regional no implica que tenga en mente suspender las becerradas. «Bajo ningún concepto» piensa borrar del programa festivo este evento, que para los lugareños es una tradición. Otra cosa es que se garantice que se desarrolle acorde con la normativa vigente para evitar la irregularidades que se cometieron el año pasado. «Ni se me ha pasado por cabeza suspenderlas», insiste el alcalde espinariego en su voluntad de mantener las becerradas señaladas por el Partido Animalista PACMA.

En este afán por defender su celebración, esgrime que «a día de hoy están permitidas por la ley, previo cumplimiento de unas pautas; pero hasta lo que yo sé siguen siendo un espectáculo autorizado por la legislación», apostilla Figueredo.