El palacio de Pedro I acoge los servicios de la biblioteca municipal de Cuéllar hasta el día 14

Sala del palacio de Pedro I. /M. Rico
Sala del palacio de Pedro I. / M. Rico

M. R.Cuéllar

Desde el pasado lunes, las salas principales del palacio de Pedro I han variado su actividad. De albergar cursos, charlas y diferentes actividades han pasado a acoger a los usuarios de la biblioteca municipal Cronista Herrera, que ha cerrado sus puertas hasta el próximo 14 de marzo por obras en su interior.

Se trata de unas obras que se están centrando en bajar la altura de los techos y cambiar la iluminación, consiguiendo así mejor luz para el estudio y la lectura, pero también que la biblioteca tenga más calor, un ahorro de energía eléctrica y ofrecer al lector un ambiente más cómodo y cálido.

Si bien es cierto que durante esta primera semana el número de usuarios se ha reducido prácticamente a la mitad, son decenas las personas que se acercan cada día hasta las nuevas instalaciones provisionales de la biblioteca para aprovechar la sala de lectura y estudio, o bien para el servicio de circulación de libros, que, debido a las dimensiones del lugar y a la imposibilidad de trasladar todos los ejemplares, queda limitado a devoluciones y préstamo de algunas novedades, puesto que se optó por trasladar algunas decenas de los últimos libros que llegaron a los fondos de la biblioteca.

El horario de Pedro I en su uso como biblioteca se mantiene hasta el próximo 14 de marzo tal y como venía funcionando Cronista Herrera, es decir, de lunes a viernes de 9:00 a 21:00 horas, y los sábados sólo en horario de mañana, de 10:00 a 14:00 horas.