El Palacio de Enrique IV de Segovia avanza para ser centro expositivo

Visita técnica llevada a cabo al Palacio Enrique IV de la capital segoviana. /Antonio de Torre
Visita técnica llevada a cabo al Palacio Enrique IV de la capital segoviana. / Antonio de Torre

El edificio tiene la puerta abierta para visitas programadas en las que se enseña todo el material recopilado en las obras

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La adecuación del Palacio de Enrique IV, como reza el dicho, va despacio. Hagan memoria. En 2006 la entonces Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León ejecutó unas obras de emergenciapara salvar de la ruina el histórico inmueble de la plaza Reina Doña Juana. Se colocaron unos estabilizadores en la fachada y se apuntalaron muros interiores.

Un año antes había sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC). La Administración rescataba el complejo arquitectónico para devolverle la titularidad pública cuando ya había sido vendido para la construcción de viviendas de lujo en pleno centro histórico de la ciudad. Pasó el tiempo y en 2013 comienza la redacción del proyecto de consolidación del Palacio de Enrique IV. Había que frenar el deterioro y sanear las ruinas para proteger el edificio del abandono.

Así, se sustituyeron los estabilizadores por una estructura que permitía sostener los muros sin necesidad de apeos. En este tiempo también se ha desbrozado y limpiado la abundante vegetación que inundaba el patio interior y se ha instalado un sistema de cubiertas para proteger las fábricas y alfarjías del bien. También se ha reforzado la estructura con manera laminada y policarbonato en una intervención que no ha de condicionar futuros trabajos de recuperación.

Conservación

Cuando acabaron las obras de consolidación de las ruinas, el servicio territorial de Cultura inició una campaña de visitas programadas para dar a conocer el trabajo realizado y los hallazgos descubiertos en las actuaciones llevadas a cabo.

La primera tuvo lugar a finales de 2014. Desde entonces hasta ahora se han sucedido estas visitas. En noviembre del año pasado, la Junta trasladó a la sede del Museo de Segovia las catorce vigas policromadas acopiadas en el Palacio de Enrique IV para su correcta conservación, informan fuentes del servicio de cultura y de patrimonio.

A día de hoy, la Administración regional parece tener claro que el futuro del inmueble pasa por dotarle de las condiciones necesarias que permitan ser utilizado como espacio expositivo, amén de mantener abierta la puerta del inmueble a las visitas. Y es que se ha recopilado abundante información técnica sobre la historia de las tipologías constructivas y el uso de materiales desde el siglo XV gracias a las obras ejecutadas.