El palacio de congresos estará terminado, al menos, en 2019

Vista del edificio del palacio de congresos de La Faisanera durante la primera fase de obras. /El Norte
Vista del edificio del palacio de congresos de La Faisanera durante la primera fase de obras. / El Norte

La Diputación contratará a lo largo de este ejercicio los dos últimos bloques de obras para terminar el proyecto

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La tercera fase de las obras del palacio de congresos de La Faisanera será contratada a lo largo de este año. El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, explicó que esta última fase comprende tres bloques, dos para el acabado interior y la ampliación del aparcamiento, y un tercero para equipar y amueblar el edificio, pero este último quedará pendiente para el año próximo. Este es el acuerdo al que ha llegado el equipo de gobierno de la Diputación con los otros tres grupos políticos, de manera que el presupuesto estimado para concluir y equipar el palacio de congresos, entre 2,7 y tres millones de euros se reduce este año a unos dos millones. La conclusión de esta infraestructura queda aplazada así, al menos, hasta mediados de 2019.

El auditorio con capacidad para 800 personas tiene ya instalado el recubrimiento de madera, pero falta terminar el acabado interior y el revestimiento de las salas exteriores del palacio de congresos, trabajos que corresponden al primer bloque de los tres que componen la tercera fase de las obras; el segundo es el de los accesos y la ampliación del aparcamiento alrededor del palacio de congresos para todo tipo de vehículos, para el que está reservada una parcela que formaba parte del patrimonio de la Diputación (ahora lo es todo el complejo), explicó ayer Vázquez.

El tercer bloque es el que corresponde al equipamiento interior, el mobiliario y los medios audiovisuales, pero «en aras al pacto con los grupos políticos» de la corporación se ha decidido dejar fuera del presupuesto todo el apartado de equipamiento, que suma cerca de un millón de euros.

Las obras de los dos bloques de la tercera fase, que comenzarán con la ampliación del aparcamiento con un contrato independiente, serán licitadas en el mes de febrero, indicó Vázquez. El presidente recalcó que la Diputación está recibiendo «puntualmente» la subvención de la Junta de Castilla y León acordada en el convenio de colaboración para construir el palacio de congresos, y la última aportación ha sido de 900.000 euros en 2017, hasta completar en diez años 6,9 millones.

La Diputación adelantó el montante global para ir realizando las obras y la Junta va aportando las cantidades comprometidas, recalcó. «Es una fórmula de financiación que es asequible para todas las administraciones, pues no requería un desembolso grande para las obras. Creo que este modelo se puede extrapolar a otro tipo de obras para que a las administraciones no les resulte gravoso realizar obras, pero claro, requiere imaginación», subrayó Vázquez.

Esta tercera fase saldrá a concurso para que las empresas interesadas puedan presentar sus ofertas, y una vez adjudicadas las obras se prolongarán ocho o nueve meses, de modo que el palacio de congresos estaría terminado dentro de un año, de acuerdo con su estimación.

Llamamiento

Para acometer el tercer bloque de esta última fase, el equipamiento del palacio de congresos, la Diputación ha mantenido conversaciones con la Secretaría de Estado de Turismo, según avanzó Vázquez en el debate del pleno de presupuestos.

No obstante, aclaró que esta financiación está pendiente de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, que puede ralentizar las inversiones de muchos proyectos, como los del nuevo edificio de los juzgados y la SG-20. «Por eso hago un llamamiento a otras fuerzas políticas, a ver si tienen un poco de consideración con respecto a las inversiones en la provincia, porque se nos llena la boca a todos de las inversiones que queremos y cuando hay que poner negro sobre blanco se pueden ver perjudicadas», concluyó

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos