Un camión pierde la carga de pacas de paja en la autovía de Pinares en el cuarto accidente en dos meses

Pacas de paja esparcidas sobre el asfalto de la A-601. /M. Rico
Pacas de paja esparcidas sobre el asfalto de la A-601. / M. Rico

Un tramo de la A-601 fue cortado al tráfico durante unas horas

Mónica Rico
MÓNICA RICOSegovia

Un nuevo accidente obligó ayer a cortar durante unas horas la Autovía de Pinares (A-601), a la altura al kilómetro 52, en el término municipal de Cuéllar. Un camión de pacas de paja perdió parte de la carga que transportaba. El suceso tuvo lugar sobre las 17:10 horas y, una vez retirada la carga, la autovía recobró la normalidad..

La Guardia Civil tuvo que redirigir los vehículos que circulaban en dirección Valladolid. El camión no presentaba daños materiales. Este es el cuarto accidente de tráfico en el que un camión se ve involucrado en los últimos dos meses, lo que ha afectado seriamente al tráfico de la autovía que une Segovia con Valladolid.

El pasado 17 de junio, el vuelco de un camión cargado de madera obligó también a cortar la autovía A-601 a la altura del kilómetro 55 y en término municipal de Cuéllar en dirección a Valladolid durante más de tres horas. El conductor, que salió ileso del accidente, perdió el control del vehículo cuando se incorporaba a la autovía desde la carretera de Cantalejo, SG-205, en dirección Valladolid, donde el camión quedó volcado y perdió su carga de troncos de madera, que fueron recogidos después por una grúa y cargados en otro camión.

El pasado 29 de mayo, el vuelco de un camión provocó el corte de los dos carriles en dirección a Valladolid y provocó un atasco de varios kilómetros, pues el vehículo quedó totalmente cruzado en la calzada; los desvíos realizados para canalizar el tráfico por la villa de Cuéllar causaron también retenciones durante varias horas en la población.

En este accidente, el conductor, de 58 años y natural de la locallidad vallisoletana de Viloria del Henar, resultó herido y fue trasladado en ambulancia de soporte vital básico, acompañado por el equipo médico de Cuéllar, al Hospital Clínico Universitario de Valladolid.