Las obras del Palacio de Justicia de Segovia continuarán con una nueva empresa

Vista parcial del edificio en construcción que albergará el Palacio de Justicia./El Norte
Vista parcial del edificio en construcción que albergará el Palacio de Justicia. / El Norte

La subdelegada del Gobierno confirma que se está pendiente de la firma de un convenio entre las empresas

Q. Y.Segovia

Las obras de construcción del nuevo edificio de los juzgados de Segovia están un paso más cerca de reanudarse. Así lo afirmó ayer la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, quien anunció que en próximas fechas el Ministerio de Fomento explicará los próximos pasos a realizar. «Con respecto al Palacio de Justicia el desarrollo de las obras continúa. Hay un concurso voluntario de acreedores y en el Ministerio de Fomento se ha llegado a un acuerdo con las empresas para que en breve se pongan en marcha de nuevo [los trabajos] con una empresa que se hará cargo de las obras. Estamos pendientes de la firma de ese convenio de cesión de transferencia de obligaciones de una empresa mercantil a otra», subrayó la subdelegada, quien indicó que el futuro desarrollo de las obras está solucionado. No obstante reconoció que los últimos problemas «desgraciadamente suponen un retraso en su construcción, pero las obras van a continuar», sin precisar cuánto tiempo de retraso acumulan los trabajos tras la quiebra de Corsan-Corviam, la empresa adjudicataria de la ejecución de la obra, y el preconcurso de acreedores solicitado por Uncisa, la empresa que había sido contratada para construir un 20% del proyecto.

El proyecto de ejecución del edificio del futuro Palacio de Justicia de Segovia estaba dotado en los Presupuestos Generales del Estado para este año con una partida de 1,5 millones de euros, con la previsión, antes de que se produjera el cambio de Gobierno, de destinar una partida semejante en 2019 y que las obras finalizaran en 2021, tras el replanteo realizado el año pasado, dadas las dificultades de la empresa, conocidas casi desde el inicio de las obras. El contrato lo firmó Corsan-Corviam (empresa en concurso de acreedores) en marzo de 2016 con un presupuesto de ejecución de 11,9 millones de euros y un plazo inicial de 55 meses, de modo que la construcción en este terreno de 13.000 metros cuadrados del barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra, entre el parque de bomberos y la Biblioteca Pública del Estado, deberían finalizar a mediados de 2020, de acuerdo con el plan previsto. No obstante, las dificultades financieras de la constructora ya motivaron varios retrasos en las obras, que llegaron a estar paradas una primera vez a comienzos de 2017, antes de que la empresa solicitara el concurso de acreedores voluntario.

Los problemas derivados del concurso de acreedores de la empresa adjudicataria trataron de solucionarse al permitir que un 20% de las obras las hiciera otra empresa, es decir, con una subcontratación parcial. Pero Uncisa, la empresa adjudicatira del 20% de la obra, también ha presentado preconcurso de acreedores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos