Los nuevos autobuses, que se estrenarán el 1 de abril, serán más accesibles y tendrán wifi

Nuevos vehículos, situados en la campa de Mercedes, en el polígono de Hontoria. /El Norte
Nuevos vehículos, situados en la campa de Mercedes, en el polígono de Hontoria. / El Norte

El precio del billete se mantiene y el abono podrá recargarse a través de Internet

ÁLVARO GÓMEZSegovia

Los nuevos autobuses urbanos comenzarán a circular por las calles de Segovia el próximo 1 de abril. La alcaldesa, Clara Luquero, y el director general de Avanza, Valentín Alonso, firmaron ayer la renovación del contrato por el que la empresa seguirá prestando el servicio de transporte urbano durante los próximos 10 años, con un coste que supera los 45 millones de euros. El precio del billete se mantiene.

La razón por la que los nuevos vehículos no entran en servicio ya, según explicó Valentín Alonso, es porque se necesita un periodo de tres meses para instalar en ellos el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), que permitirá que todos los autobuses estén conectados entre ellos, conocer su posición por GPS o el establecimiento de comunicación real por voz y texto con el conductor. Además, en este periodo también se añadirá a los vehículos otros elementos técnicos. «Tenemos el compromiso tanto nosotros como Mercedes-Benz (concesionario del que provienen los nuevos vehículos) de tener todo listo a final de marzo», explicó Alonso, lo que «exige el esfuerzo de todo el equipo» en estos tres meses. Ante las acusaciones de la oposición sobre el retraso en la entrada en servicio, incluso haciéndose eco de que algunos de los vehículos ya están en la capital, Luquero indicó que «si pudiéramos tenerlo ya, yo lo quiero la semana que viene o mañana mismo», pero «tenemos que ser sensatos».

La renovada flota contará con 28 autobuses, de los cuales el 65% son nuevos (18), y todos ellos dispondrán de varias novedades respecto al servicio actual. Los vehículos contarán con conexión Wifi y con puertos USB para poder recargar la batería de los dispositivos móviles mientras se viaja. En cuanto al sistema SAE, permite disponer de información continuada de cuántos vehículos circulan en cada momento por la ciudad, en qué lugar exacto están y el tiempo estimado de llegada a cada parada del trayecto. En este sentido, los usuarios dispondrán de la información en las pantallas situadas en las propias paradas, donde además podrán identificar un código QR en sus móviles para facilitar dicha información en su smartphone. De igual manera, se creará una aplicación para el móvil en la que estará disponible de manera detallada el tiempo de espera en la parada o el trayecto que siguen las diferentes líneas. Para quien tenga un teléfono móvil antiguo, existirá la posibilidad de mandar la información vía SMS.

La recarga de los abonos podrá hacerse por Internet, también desde el teléfono móvil. En cuanto a las tarjetas, ya no requerirán contacto directo, por que explica la alcaldesa que el proceso de pago «se agilizará mucho». En cuanto a la accesibilidad, los vehículos contarán en este nuevo servicio con dos rampas de acceso para facilitar la entrada a personas con discapacidad.

Los nuevos autobuses dispondrán de un sistema de conteo de personas mediante cámaras en su interior, lo que posibilitará la ampliación de información que dispone la empresa para ofrecer las frecuencias más oportunas. En este sentido, trabajarán para que los horarios de las diferentes líneas que se complementan entre ellas «no sean coincidentes sino que se intercalen». Los avances técnicos en los autobuses que se produzcan en el futuro se podrán incorporarse en las futuras renovaciones de la flota según recoge el contrato.

Aumento de plantilla

El nuevo contrato con la CorporaciónEspañola de Transporte, filial de Avanza, tendrá una duración de 10 años con un coste ligeramente superior a los 45 millones, a razón de 4.526.000 euros anuales. La nueva firma, además de los nuevos aspectos técnicos de los vehículos, incorpora un pequeño aumento de personal. Actualmente solo hay un inspector, y con el nuevo servicio serán necesarios tres. El número de mecánicos pasará de dos a tres y, en estructuras, una persona que actualmente trabaja sin jornada completa pasará a tenerla. El número de conductores se mantendrá en 70, como hasta ahora.

De esta manera se da «un salto cualitativo que es fundamental», según la regidora, quien indicó que se mantendrán doce líneas más la del búho. Las líneas 4 y 5, que aglutinan más del 40% de los usuarios del servicio, dispondrán de un vehículo más cada una para mejorar las frecuencias. Luquero destacó que se aumentará el servicio de limpieza del interior de los autobuses, que también dispondrán de un puente de lavado. Respecto a la adaptación de los autobuses a la orografía de la ciudad de Segovia, la edil subrayó que los vehículos son «muy sólidos para el adoquinado».

Tres millones de viajeros

Clara Luquero alabó el trabajo del PSOE desde su llegada al gobierno municipal, pues se encontraron «seis líneas con diez buses», con un servicio que considera «más propio del tercer mundo». Con los socialistas, dijo, el transporte «ha mejorado de manera rotunda». En cuanto a la empresa, Luquero destacó que es el «primer operador privado de transporte urbano y metropolitano», con más de 250 millones de personas transportadas cada año. Además, recordó que Avanza es de sobra conocida en Segovia por ofrecer el servicio desde el año 2004. Por su parte, ValentínAlonso declaró que «es un orgullo» para la compañía renovar el contrato por diez años más. «Nuestra misión es mejorar la vida de los segovianos a través del transporte», subrayó.

El director general del grupo ofreció datos sobre el uso de este servicio en la capital. Al cabo de un año son más de tres millones los usuarios del transporte urbano. Además, más del 20% de los ciudadanos utiliza el transporte urbano diariamente. En la empresa están satisfechos con estas cifras, aunque «nuestro reto es superar eso», aseguró. Respecto a la presencia de los vehículos ya en la capital, indicó que «es un tema interno de la empresa (Mercedes Benz)».