Los nuevos autobuses tendrán alcoholímetros que solo permiten arrancar si el conductor va sobrio

Autobuses en las inmediaciones del Acueducto. /De Torre
Autobuses en las inmediaciones del Acueducto. / De Torre

Los usuarios podrán consultar el tiempo de espera del autobús a través del móvil

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Una vez que el Ayuntamiento realice la adjudicación del nuevo contrato de autobuses, las mejoras en el servicio serán muy notables, según el concejal, quien destaca entre las más relevantes la implantación del Sistema de ayuda a la explotación para autobuses (SAE). Este software permitirá a los ciudadanos obtener información en tiempo real, a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet, acerca del tiempo que va a tardar en llegar el autobús a cualquiera de las paradas de la ciudad, así como los cambios de itinerario por obras o cualquier otra circunstancia.

También supondrá una vía directa de información al Ayuntamiento, que podrá conocer en todo momento la localización de los vehículos, saber si alguno ha sufrido un accidente o se encuentra parado por alguna avería. Asimismo, podrá llevar un control detallado de los pasajeros que suben y bajan en cada una de las paradas con el fin de analizar y a adaptar el servicio a las necesidades de los usuarios.

Una mejor accesibilidad a través de un sistema de doble rampa, una manual y otra mecánica, 15 puntos de información exterior con los tiempos de llegada de los autobuses, wifi, sistema de recarga de teléfonos móviles o el pago con tarjeta sin necesidad de contacto serán otros de los avances de los nuevos urbanos. Además, los conductores dispondrán de cinco cabinas sanitarias en el inicio o final de las líneas. Por otra parte, como la mayor parte de los autobuses de nueva fabricación, se incorporarán alcoholímetros, una medida de seguridad que impide que el vehículo se ponga en marcha si registra que el conductor ha consumido alcohol.

Un mejor sistema de limpieza, un nuevo túnel de lavado, una plantilla con un mecánico más y dos furgonetas taller que se puedan trasladar hasta el punto en el que el autobús ha sufrido la avería para tratar de repararla en el acto, así como un servicio de taller nocturno también forman parte de las condiciones estipuladas por el Ayuntamiento en el pliego de condiciones del nuevo servicio.

Desde un punto de vista más técnico, los autobuses contarán con una potencia superior y características de vehículos de última generación con índices mínimos de contaminación. Además, el pliego, que regirá este contrato de diez años, incluye la cláusula de innovación tecnológica para que si en este periodo aparecen vehículos más fiables respetuosos con el medio ambiente se implanten en Segovia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos