El nuevo delegado: «La unidad de radioterapia está en uno de los primeros lugares de mi agenda»

José Mazarías jura su cargo como delegado de la Junta de Castilla y León. /A. de Torre
José Mazarías jura su cargo como delegado de la Junta de Castilla y León. / A. de Torre

José Mazarías toma posesión como delegado territorial de la Junta de Castilla y León arropado por representantes de toda la sociedad segoviana

Luis Javier González
LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

José Mazarías ha asumido este martes «la gran responsabilidad» de jurar el cargo de delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia con «ilusión». Ha manifestado su intención de que los segovianos tengan «una calidad de vida mejor todavía» y garantiza una «gestión impecable». Agradeció a quien le ha confiado en él y esgrimió sus 34 años en la administración pública como profesor de lengua y literatura en el IES Giner de los Ríos. «Mi vocación me ha enseñado tantas cosas que hoy quiero poner en práctica también desde este otro punto, que será para mí un punto de vista diferente y un reto para mi vida».

El nuevo delegado pidió tiempo para ponerse al día. Al ser preguntado por la demanda de una unidad de radioterapia en el Hospital General de Segovia, habló de un tema «de vital importancia», tanto para él como para la Consejería de Sanidad. «Desde luego, estará en mi agenda en uno de los primeros lugares». Es uno de los objetivos por los que, aseguró en su discurso, trabajará «de forma incansable» por alcanzar. «Tengo buena memoria y voy a recordar siempre los compromisos que he establecido en este acto de toma de posesión. Quiero, con la ayuda de todas las instituciones aquí representadas, conseguir verlos cumplidos».

El consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, destacó su presencia en la toma de posesión de las delegaciones territorial –ocho de las nueve provincias han cambiado de titular- como un símbolo de cercanía dentro de un Gobierno que busca ser «cercano, transformado y regenerador» para la región. «Lo primero que quiero hacer es agradecer el trabajo del delegado saliente». Destacó a Javier López-Escobar, el ya exdelegado, como una persona «comprometida, leal y cercana» que ha demostrado «una grandísima capacidad de trabajo en los últimos años».

Deseó suerte a Mazarías: «Sus éxitos en la gestión lo serán para la Junta y para los segovianos». Y garantizó un cambio de modelo: «Vamos a solicitar en las delegaciones territoriales un impulso de mayor cercanía y capacidad de explicación de las políticas. Y esa cercanía, que tendrá que acreditar el delegado territorial, el primero que quiere demostrarla es el presidente de la Junta [Alfonso Fernández Mañueco]. Ya anunciado su intención de tener reuniones de un modo inmediato en todas las provincias y, por lo tanto, en las próximas semanas visitará Segovia». Mantendrá reuniones con representantes de Ayuntamiento, Diputación y otros representantes del tejido social e institucional.