Nervios y repasos de última hora

Alumnos en los pasillos del campus María Zambrano antes del examen. /Antonio de Torre
Alumnos en los pasillos del campus María Zambrano antes del examen. / Antonio de Torre

La convocatoria extraordinaria de la EBAU reúne a 161 estudiantes en Segovia

El Norte
EL NORTESegovia

Nervios, agobio y ganas de acabar son los sentimientos que comparten los estudiantes que ayer se enfrentaron a la primera jornada de la convocatoria extraordinaria de la Evaluación de Bachillerato para el acceso a la Universidad (EBAU). «Yo, que además vengo a la segunda convocatoria, siento que he tenido también menos tiempo para estudiar. Ha sido durísimo, agotador y con nervios constantes», afirma Andrea Torices, estudiante que tras suspender Matemáticas e Inglés ha tenido que presentarse en julio.

Mientras algunos se pasean solos y repasan las posibles preguntas en voz alta, otros aprovechan para resolver las últimas dudas con sus compañeros. En Segovia, son 161 los estudiantes (153 de Bachillerato y 8 de ciclos formativos) que se están examinando en las aulas del campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid. Muchos de ellos confiesan que han sentido cierta presión a la hora de estudiar para estos exámenes porque creen que es la única opción que tienen de cara a acceder a la universidad. «No nos muestran que hay diferentes salidas, que si no apruebas este examen no pasa nada, y que puedes presentarte, por ejemplo, a un grado superior, que también te da acceso a la universidad», comenta Ghitha Ouardi. Esta estudiante reclama más información en los institutos por parte de los profesores sobre otras vías posibles a la hora de plantearse su futuro.

Adelanto

Por segundo año consecutivo, se ha adelantado la convocatoria extraordinaria de la EBAU de septiembre a julio. Los estudiantes han tenido un mes para recuperar las materias que habían suspendido y presentarse a esta convocatoria, queconcluirá mañana. El intenso calor, el comienzo del verano y la sensación de que todos sus compañeros han acabado de estudiar hace que los futuros universitarios tengan aún más ganas de terminar. «Ha sido duro estudiar para los exámenes porque, además, todos nuestros amigos han acabado y están haciendo planes mientras nosotros todavía seguimos aquí», señala Mencía Moreno, que quiere estudiar Marketing e Investigación de Mercado.

Tras acabar el primer examen muchos compartían la sensación de que la prueba ha sido más fácil de lo que se esperaban y que han hecho exámenes más complicados durante 2º de bachillerato . Andrea Torices explica que a lo largo del año varios profesores les han ido haciendo exámenes tipo EBAU para que no se encuentren con sorpresas en este momento y siente que está lo suficientemente preparada. Por su parte, Ana Benito, que quiere estudiar Fisioterapia, añade que «en el instituto, los profesores te asustan un poco para que cuando llegues aquí todo te resulte más fácil».

Sin embargo, algunos de ellos señalaban ayer, en los pasillos del campus, que estudiar para la EBAU es «solo un examen más» de todo lo que han estado estudiando en Bachillerato. David Pino cree que «si lo llevas todo al día, es fácil. Si lo estudias todo de golpe te resultará más difícil».

En cualquier caso, todos comparten que este «proceso es complicado, se te juntan los nervios de día anterior y la sensación de que te queda mucho por estudiar, pero al final, si consigues tu objetivo, esto ha merecido la pena. No deja de ser un examen global de todo el año y un poco el repaso de todo Bachillerato para que llegues preparado a la universidad», opina Oriol González, a quien le gustaría estudiar Periodismo cuando supere la EBAU.

El estrés y el cansancio de estas últimas semanas llega a su fin mañana. Sin embargo, hasta el 11 de julio –a las 12:00 horas a través de la web de la UVA (http://pau.uva.es/) o bien con la aplicación para móvil o Tablet que se pueden descargar en Google Play o Play Store–, fecha en la que se publicarán las notas, no sabrán si han conseguido la puntuación necesaria para iniciar la carrera para la que llevan tanto tiempo preparándose.