El museo Splendor Fidei recibe 39 obras del fondo de la Diputación Provincial

El vicario general, Ángel Galindo, y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, firman delante del Cristo de Berruguete. /Óscar Costa
El vicario general, Ángel Galindo, y el presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, firman delante del Cristo de Berruguete. / Óscar Costa

Entre los cuadros que forman parte del comodato para su exposición se encuentra el Cristo Crucificado de Pedro Berruguete

Quique Yuste
QUIQUE YUSTESegovia

El Cristo Crucificado de Pedro Berruguete ya cuelga de una de las paredes del Museo Splendor Fidei en el Palacio Episcopal de Segovia. Se trata de una de las 39 obras que la Diputación Provincial ha cedido durante cinco años al Obispado para su exposición en el museo diocesano de la ciudad. «Para nosotros es un motivo de satisfacción dejar donde lo hacemos el cuadro, pero también de orgullo, porque sabemos que va a estar en buenas manos», indicó Miguel Ángel de Vicente, presidente de la Diputación Provincial, durante la firma del comodato entre ambas instituciones.

Valorada en 1,2 millones de euros, la obra se realizó a finales del siglo XV y constituía la parte central de un retablo y fue hallada en 1965 en un desván del antiguo convento de Santa Cruz. «Una de nuestras responsabilidades como gestores públicos es no dejar que las cosas se queden almacenadas y en desuso», añadió De Vicente. Además, también señaló la necesidad de poner en valor el patrimonio artístico que existe en la provincia, parte del cual se expone desde hace meses en el nuevo Museo Diocesano de la ciudad en el Palacio Episcopal. «Nos podemos sentir orgullosos todos los segovianos porque recoge mucho del patrimonio y de la simbología existente en nuestros pueblos que generaciones pretéritas nos han ido legando», declaró.

Tanto De Vicente como el vicario general de la Diócesis, Ángel Galindo, coincidieron en señalar la posibilidad que tienen los municipios segovianos de contar con sus obras, expuestas durante la mayor parte del año en el Museo Splendor Fidei, durante las fiestas patronales de su localidad. «Me parece una manera diferente de salvaguardar nuestro patrimonio», dijo De Vicente, quien considera que con su exposición en el Palacio Episcopal también se contribuye a su protección.

«La Iglesia quiere promover y potenciar la cultura que tiene en esta diócesis y esta provincia», expuso Ángel Galindo, satisfecho con un convenio que permitirá la exposición de casi cuarenta obras propiedad de la Diputación. «Cumplen con los objetivos de recuperar las obras de orfebrería y algunas otras que tienen relación con este itinerario, de manera que todos los segovianos y turistas podrán contemplar las bellezas que la Iglesia ha conservado a lo largo de la historia», indicó. «Se va a embellecer, engrandecer y enriquecer el itinerario cultural y catequístico que tiene el museo», añadió.

El Cristo Crucificado de Pedro Berruguete es la más conocida de las obras cedidas por la Diputación al museo para su exposición, pero no es la única. En total, son 39 las que podrán ser contempladas en el Museo Diocesano por sus visitantes, entre las que se incluye la Arqueta de San Corbalán, una de las joyas tardogóticas del patrimonio artístico segoviano; el 'Cristo atado a la columna', una madera tallada y policromada atribuida al escultor Pedro Millán; o el retablo de Santa Marta, una obra renacentista en la que se representaban distintos santos en terrazas. Junto a ellas, forman parte del acuerdo otra treintena de objetos, lienzos y esculturas de los siglos XVI, XVII y XVIII. «Todavía no están puestas todas», explicó Galindo. «Queremos un museo vivo que vaya cambiando», subrayó.

El acuerdo entre la institución provincial y el obispado tendrá una vigencia de cinco años, que podrá ser prorrogable por otros cinco siempre y cuando ninguna de las partes se oponga a ello, tal y como manifestó De Vicente.

Cien al día

Inaugurado el pasado abril tras casi dos años de trabajo dedicados a renovar el edificio situado en la plaza de San Esteban, el Palacio Episcopal reabrió sus puertas tras casi quince años cerrado (desde el momento en el que el Obispado se trasladó de edificio). Desde su reapertura y con el paso de los meses ha aumentado el número de visitantes al museo y de forma más intensa a final del verano, cuando el Museo Splendor Fidei ha recibido una media de cien visitas diarias, según apuntó Ángel Galindo. El museo presenta alrededor de 200 obras de arte, 120 de las cuales de orfebrería y distribuidas en las ocho salas del museo. Pero el recorrido no termina en estas. La parte final, para enfilar la salida, permite visitar la parte noble del Palacio Episcopal, las siete estancias donde vivieron los obispos de Segovia.