Mujeres contra el techo de cristal en el sector de la animación

Presentación de la nueva asociación en el Mercado 3D Wire/Ical
Presentación de la nueva asociación en el Mercado 3D Wire / Ical

Las impulsoras de la asociación MIA afirman que falta visibilidad y que «apenas hay directoras del proyectos»

EL NORTESegovia

Myriam Ballesteros, Nathalie Martínez, Belli Ramírez y Deneb Sabatér pusieron ayer voz, en el Mercado 3D Wire de Segovia, al proyecto para constituir la asociacion nacional Mujeres en la Industria de la Animación (MIA Animación). Las impulsoras de esta iniciativa recordaron que un 35% de los trabajadores del sector son mujeres pero les falta visibilidad y no llegan a los puestos de dirección o de coordinación de equipos. MIA Animación cuenta, en la actualidad, con 305 preinscritas y más de 600 seguidoras en su grupo de Facebook.

La directora creativa Miryam Ballesteros remarcó que el objetivo es «tener un papel activo» porque las mujeres de la industria de la animación en España «exigimos y necesitamos visibilidad». La responsable de series de televisión como 'Lucky Fred' o 'Sandra, detective de cuentos' recordó, ante el auditorio que llenó el aforo del Museo de los Zuloaga, que en su primer proyecto sólo había dos mujeres y «afortunadamente cada vez hay más», pero se encargan de la producción, la ilustración o los colores. Pero «en animación hay poquísimas» y «necesitamos incorporar a la gente joven».

La jefa de producción de una de las grandes productoras españolas SPA, Deneb Sabatér, remarcó que MIA Animación se centrará en dar presencia y visibilidad a la mujer en sector para que tenga acceso y las mismas oportunidades en los aspectos de producción, puestos técnicos y artísticos porque, actualmente, apenas hay directoras de proyectos. Otro dato destacado, que se expuso en esta presentación, es que en España no hay ninguna mujer que haya dirigido una gran película comercial de animación.

Sobre este tema también opinó la productora Belli Ramírez, que cuenta con más de 25 años de experiencia en sector, quien avanzó que van a «indagar e investigar con datos» si se puede dar por válido el dato del Libro Blanco de la Animación en España 2018 que dice que el 35% de los trabajadores del sector son mujeres porque, en su opinión, este porcentaje es «menor» y solo se da en las grandes productoras. En su caso, solo ha logrado que en un proyecto, «en la última temporada de Pocoyó», hubiera más de un 50% de mujeres, informa Ical.

Puestos de responsabilidad

Belli Ramírez aseguró que la mayoría de las mujeres que trabajan en animación «no están en puestos intermedios, no tienen capacidad de decisión, no coordinadoras de equipos o directoras de proyectos». Los puestos de responsabilidad y de determinadas profesiones técnicas están en manos de los hombres. Las impulsoras de MIA Animación dejaron claro que no es un proyecto excluyente, ya que quieren contar con el apoyo del colectivo masculino, lo que quieren conseguir es que para ocupar un puesto se tenga en cuenta la experiencia y el talento, «tanto si eres hombre como mujer».

Ramírez afirmó que uno de los aspectos que van a trabajar es analizar por qué hay muchas mujeres en las escuelas de formación pero luego no dan el paso para presentarse a determinados puestos y trabajos. Una idea a la que se sumó la también productora Nathalie Martínez, quien aseguró hay muchas mujeres en carreras de ingeniería e informática que también se están interesando por este sector, pero también tienen parece que tienen reparos para enviar sus currículos a las productoras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos