La subdelegada del Gobierno sobre la muerte del operario de la limpieza de Cuéllar: «Fue un desgraciado accidente»

Contenedores de la calle Herreros, donde ocurrió el accidente. /M. Rico
Contenedores de la calle Herreros, donde ocurrió el accidente. / M. Rico

La Guardia Civil y la Inspección de Trabajo esclarecerán las causas del siniestro

C. Á.Segovia

«Todo parece indicar que fue un desgracido accidente, pero la Guardia Civil investigará lo ocurrido y la Inspección de Trabajo también tendrá algo que decir», ha dicho la subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, respecto a la muerte de un operario de la limpieza en Cuéllar, atropellado por el camión de la basura con el que trabajaba, durante la madugada del martes. La Subdelegación no maneja más información que la hasta ahora difundida. Al parecer, fue un accidente, pero la investigación esclarecerá las causas del siniestro, que tuvo lugar junto a los contenedores de basura de la calle Herreros, en Cuéllar, cuando Enrique Sánchez Senovilla, de 61 años, operario de servicios del Ayuntamiento, se encontraba con otros compañeros realizando las labores habituales de recogida de basura. Eran las dos de la madrugada, aproximadamente, cuando el camión accedió a la calle Herreros y, tras la recogida de los contenedores, dio marcha atrás, maniobra que realiza normalmente, debido a la estrechez de la calle, para continuar con su recorrido. Enrique se encontraba detrás y fue arrollado por el camión. Cuando el facultativo del centro de salud de Cuéllar que se encontraba de aguardia acudió al lugar del siniestro, Enrique había fallecido.

El funeral tiene lugar a las 16:00 horas de este miércoles en la iglesia de San Miguel. Posteriormente, sus restos serán incinerados en el crematorio Santa Teresa de Cuéllar. La muerte de Enrique Sánchez ha consternado a la población cuellarana. El Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial.