El microteatro echa el cierre a las celdas de La Cárcel hasta el año que viene

Uno de loos pases de este fin de semana en el microteatro de La Cárcel de Segovia. /Antonio Tanarro
Uno de loos pases de este fin de semana en el microteatro de La Cárcel de Segovia. / Antonio Tanarro

El centro de creación e innovación cultural de Segovia ha acogido las últimas representaciones de la temporada

El Norte
EL NORTESegovia

El ciclo de microteatro se ha consolidado en la agenda artística de Segovia y cada convocatoria supone un éxito de público. La temporada de este año llegó a su fin este sábado con la edición , en el centro de creación e innovación cultural. El cartel lo conformaron seis microobras condiferentes tramas y géneros.

Hubo comedia con 'Neones', de Paco Gámez, en la que aparecen José, María y su niño en ambientes inimaginables. También se pudo disfrutar de una comedia muda –titulada 'Sobran las palabras'– en la que se miden amor y dinero. Otra de las celdas de La Cárcel de Segovia acogió la pequeña historia de dos hermanos protagonistas de la tragicomedia 'Mein brothel'.

La cuarta microobra de esta programación con la que ha finalizado la temporada fue una especie de cuento gótico con un músico y una bailarina como roles principales en la pieza 'Instrucciones para cazar a una bailarina'. Completaron el cartel una comedia de tintes fantasmagóricos llamada 'Anikuni, cinco minutos más' en la que una madre se aparece desde el más allá. Y para no abandonar la senda de la sonrisa, 'Más que amigas', que contó la historia a escala de dos colegas en un aeropuerto, con un gran misterio de por medio y dos vasos de tequila.

 

Fotos

Vídeos