Mucho más allá de la mera contemplación

Público familiar asistente a una de las actividades organizadas este sábado por el Museo Esteban Vicente de Segovia. /Antonio de Torre
Público familiar asistente a una de las actividades organizadas este sábado por el Museo Esteban Vicente de Segovia. / Antonio de Torre

Más de cuarenta centros en toda la provincia de Segovia, diecisiete en la capital, celebran el Día de los Museos

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Pasen y vean, pero no solo cada 18 de mayo. Este sábado, como desde hace 42 años, se ha celebrado el Día Internacional de los Museos, una cita de jornadas de puertas abiertas, entradas gratuitas, visitas guiadas y acciones para reivindicar el valor de estos espacios como contenedores y difusores de conocimiento y para reivindicar su labor cultural.

Este año, los centroshan extendido una alfombra roja para dar la bienvenida a sus visitantes. El lema elegido para esta convocatoria ha sido 'Los museos como eje culturales: el futuro de la tradición'', un eslogan ideado para no olvidar las raíces si se quiere otear un horizonte claro, apoyado por nuevas tecnologías y nuevas oportunidades que ofrece el mundo actual. «El reto está en crear recreando», subraya la concejala de patrimonio Histórico, Turismo y Urbanismo del Ayuntamiento de la ciudad, Claudia de Santos, quien considera que el concepto de museo ha evolucionado y nada tiene que ver con el que había en los siglos XIX o XX.

Emociones y colores

Muestra de ese progreso de estas instituciones es, por ejemplo, el Esteban Vicente de la capital segoviana, que en los últimos tiempos, además de sus propuestas expositivas ha apostado por la formación y la educación vinculadas al arte contemporáneo. Con motivo del día internacional, la entidad ha convocado una vez más al visitante infantil a una de sus actividades que enriquecen la mera contemplación.

El taller familiar 'Una historia, seis colores. Enredamos desde dentro emociones', impartido por el artista plástico Iván Montero, ha atraído a numeroso público que ha disfrutado con la creación de monocromas realizados con distintos materiales para expresar sensaciones como la alegría, el miedo o la calma y narrar a través de ellos una historia común en la que todos son protagonistas.

El Torreón de Lozoya, en clave más clásica, se sumó al Día Internacional de los Museos con una doble cita. La primera, este viernes, consistió en una visita guiada por la exhibición 'De mi real aprecio. La Real y Distinguida Orden Española de Carlos III'. Esta muestra reúne 125 piezas de muy variado signo –pinturas, esculturas, medallas, documentos, dibujos, uniformes y elementos de indumentaria, monedas, condecoraciones o estampas, entre otras– a través de las cuales se propone un recorrido histórico sobre la historia y evolución de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III. Ya ayer, el Torreón ofreció otra visita, en esta ocasión a la exposición que lleva por título 'Contemplations. Pierre Gonnord'.

Son solo dos ejemplos de los diecisiete centros museísticos de la capital en los que convivieron tradición e innovación en la jornada conmemorativa de ayer, con actividades como una demostración del oficio de la forja en la fragua de la Casa de la Moneda o una nueva visita, llamada 'La senda de los suspiros', paa recorrer el pie de la muralla de Segovia por el valle del río Clamores desde la Hontanilla hasta el Alcázar. En toda la provincia se sumaron más de cuarenta entidades la jornada.