«Tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo»

El doctor Javier Hernández Rivas. /El Norte
El doctor Javier Hernández Rivas. / El Norte

El hematólogo Javier Hernández Rivas aborda en una charla el Harmony, proyecto europeo para mejorar el tratamiento de enfermos con tumores de sangre

EL NORTESegovia

El hematólogo salmantino Javier Hernández Rivas, especialista del servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca, coordina, junto al doctor Guillermo Sanz Santillana, del Hospital Universitario La Fe de Valencia, el proyecto Harmony, un ambicioso proyecto basado en el Big Data en el que están implicadas cincuenta y una entidades públicas y privadas de un total de once países europeos. Ayer habló en la sede del Colegio de Médicos de Segovia, invitado por la Fundación Científica del mismo.

–¿Qué es el proyecto Harmony?

–Harmony es un proyecto de Big Data en el que estamos usando grandes cantidades de datos de enfermos con tumores de la sangre –leucemias, linfomas y mieloma– para mejorar su tratamiento y su pronóstico. Es un proyecto europeo en el que participamos cincuenta y un socios de once países europeos, en el que hemos generado una plataforma donde se están recogiendo y se recogerán los datos más relevantes de estas enfermedades.

–¿Qué beneficios va a tener para los pacientes?

–La posibilidad de disponer de una gran cantidad de información acerca de estas enfermedades en una plataforma común va a mejorar el diagnóstico y la clasificación de estas enfermedades, a contribuir a una mejor definición del pronóstico de estos procesos y a proporcionar herramientas de gran utilidad para hacer un tratamiento más adaptado a estos enfermos, en función de su edad, del tipo de tumor, etcétera.

–¿Qué debería significar para la Sanidad española que un proyecto así esté liderado por dos médicos españoles?

–Nuestro Sistema Sanitario debería reforzarse de proyectos como este. En nuestro país tenemos uno de los mejores sistemas de salud a nivel mundial y la mayoría de los indicadores así lo demuestran. Pero debemos estar atentos a los cambios que se están produciendo en este sector porque la digitalización, la innovación tecnológica, la robótica, avanzan a gran velocidad. Los Big Data son una parte más, que puede ayudar a fortalecer nuestro sistema sanitario si se aplican de manera eficiente y se incorporan al manejo cotidiano de los enfermos.

–La predisposición de los pacientes a facilitar sus datos no está siendo la misma en todos estos países. ¿Qué está siendo lo más complicado en este sentido?

–Europa es un crisol de culturas, de maneras de ver la vida, de afrontar aspectos como privacidad, compartir... Por ello, es difícil establecer unas reglas comunes y éste es uno de los aspectos en los que hemos tenido que trabajar más en este arranque del proyecto. De esta manera, y siempre respetando el RGPD, hemos determinado unas normas mínimas basadas en el principio de privacidad del enfermo. Nuestra plataforma es cerrada para que nadie pueda tener un acceso directo a los datos que contiene y está dotada de todos los elementos que proporcionan un nivel de seguridad acorde con la magnitud del proyecto.

–¿Creen que este proyecto servirá de guía y ejemplo para que otros campos alejados de la Hematología crucen los datos de sus pacientes y enfermedades en un futuro no muy lejano?

–Harmony es en estos momentos el proyecto más ambicioso de un programa europeo denominado 'Big Data for Better Outcomes' donde se pretende que otras enfermedades puedan también beneficiarse del uso de los Big Data. En ocasiones los avances no se producen al ritmo que querríamos, pero en nuestro caso estoy seguro de que nuestro proyecto va a facilitar claves para que este modelo se pueda extrapolar al resto de enfermedades, con las peculiaridades que cada una de ellas pueda presentar.