Un médico que dejó huella

El autor de la biografía, Luis González, muestra la portada del libro. /El Norte
El autor de la biografía, Luis González, muestra la portada del libro. / El Norte

El escritor Luis González Fernández publica una biografía de Gabino Herrero Pascual (1842-1914), médico de Nava de la Asunción durante casi cuarenta años

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Mañana, jueves, el escritor Luis González Fernández presenta en la sede del Colegio de Médicos de Segovia un libro muy especial: 'Gabino Herrero Pascual. Médico y benefactor', una biografía de Gabino Herrero (1842-1914), médico nacido en Garcillán y profesionalmente vinculado con Nava de la Asunción, donde ejerció durante casi cuarenta años. La presentación tendrá lugar a las seis de la tarde.

«Se trata una biografía ligeramente novelada porque he incluido pasajes que, aunque no he podido documentar, tienen una base de realidad incuestionable», explica el autor, cuyo trabajo ha permitido rescatar del olvido una figura muy apreciada en la Segovia de su tiempo. «Es la historia de un médico rural que llegó a ser un hombre notable, no solo por su competencia profesional, sino también por su carácter altruista, por su colaboración desinteresada, pues prestó servicios médicos gratuitos y solidarios en la Sociedad de Socorros Mutuos La Emancipación Obrera», añade.

El libro incluye algunos manuscritos inéditos y fotografías del protagonista. Gabino Herrero Pascual nació en Garcillán el 19 de febrero de 1842. Sus padres, dedicados a la forja, disfrutaban de una posición económica muy desahogada para la época, circunstancia que sin duda permitió a Gabino estudiar Medicina y Cirugía en Madrid. A los veinticuatro años, contrajo matrimonio con Nicasia Tejedor, vecina de Bernardos, con la que tuvo ocho hijos. Tras ejercer como médico en Aldea del Rey, su primer destino, Gabino Herrero recaló en Nava de la Asunción, localidad de la que fue galeno titular durante casi cuarenta años. Su huella en la Nava fue profunda, como demuestra la calle que desde hace años tiene allí dedicada.

La investigación surge, «casi de manera accidental, por vía familiar», desvela González Fernández. «Gabino Herrero es abuelo de mi suegra, María del Carmen Herrero Rey. Ella, que conocía mi afición investigadora, me animó a rescatar la historia de su abuelo y dar a conocer su legado. Y ahí empezó todo. Ha sido un trabajo largo, intenso, de laboriosas búsquedas en los archivos municipales y parroquiales, con la dificultad añadida de que en la Guerra Civil se perdieron muchas fuentes documentales. Pero ha merecido la pena. Empecé a investigar la vida de un médico rural, pero descubrí a todo un humanista, a todo un filántropo, a un hombre muy especial, porque Gabino Herrero Pascual ayudó a muchas personas sin recursos, a los más necesitados, que entonces eran muchos. He podido documentar que incluso hacía operaciones en su propia casa, operaciones para frenar el avance de la gangrena en gente campesina, etcétera. Era un hombre tremendamente activo y comprometido, que tuvo inquietudes políticas», desvela el autor del libro.

También ha contado Luis González Fernández con la inestimable ayuda de Amador Marugán, cronista oficial de Nava de la Asunción, que lo acompañará durante la presentación de mañana. Será la tercera vez que el libro se presente en la provincia de Segovia. La primera tuvo lugar hace un año en Nava de la Asunción, y la segunda, en Garcillán, patria chica de Gabino Herrero Pascual. De hecho, a raíz de esta presentación, la corporación municipal de Garcillán promueve la dedicación de una calle al galeno. El acto del Colegio de Médicos también será muy especial, pues Herrero fue miembro de la corporación. Junto al autor estará, además del cronista de Nava, el presidente del Colegio de Médicos de Segovia, Enrique Guilabert. La labor investigadora de Luis González Fernández está sirviendo, pues, para dar a conocer el legado de un ilustre hijo de esta tierra.