Marisa Talavera recorre en Cuéllar quince años de su pintura

Marisa Talavera, ante algunos cuadros expuestos. /M. R.
Marisa Talavera, ante algunos cuadros expuestos. / M. R.

La exposición de la autora madrileña puede visitarse en el centro cultural de Tenerías hasta el día 24

MÓNICA RICOCuéllar

La sala de exposiciones de Tenerías acoge hasta el día 24 de este mes un recorrido por la obra pictórica de Marisa Talavera, madrileña licenciada en Bellas Artes y especialista en restauración de obras de arte. La autora muestra, a través de cuatro series, distintas técnicas y materiales que repasan los últimos quince años de su trayectoria.

La serie inicial, titulada 'El silencio despierto', es la más antigua. Se trata de un estudio material y de la técnica, en el que la autora utiliza masillas acrílicas con las que juega, combinando colores, relieves y las huellas, planteando a través de ellos los conceptos de vida y muerte. «Se basa en fósiles y es como el resurgir de lo oculto, de lo que crees que está muerto, es como una filosofía de vida», aseguró Talavera.

A continuación, la exposición exhibe cuadros de la serie 'En tu memoria', dedicados a su abuelo, quien «en sus últimos años ya no veía bien, pero recordaba perfectamente lo que había visto». Se trata de obras realizadas a pastel y lápiz de color en su mayoría, cargados de color, «porque yo recuerdo a mi abuelo muy alegre, era un hombre con mucha vitalidad». Estos cuadros están llenos de viveza y luminosidad con las que representa el mundo natural.

La exposición también incluye una serie de desnudos, 'La belleza de lo natural', con cuadros realizados a carboncillo y pastel. A través de estos trabajos, la autora interpreta y ve «el cuerpo como algo natural, sutil y sensual sin llegar a ser grosero». Para finalizar el recorrido, Talavera muestra parte de la serie 'El reflejo de tus emociones', la más actual y que está formada por retratos hiperrealistas, ejecutados en lápiz de color, en los que «me gusta proclamar la emoción de cada momento, sobre todo incidir en la mirada, que para mí es fundamental».

La exposición es una selección de todo el trabajo actual y pasado de Marisa Talavera «porque tampoco quiero encasillarme». Ahora mismo, la pintora está «con los retratos e igual dentro de unos meses me pongo con óleo y hago algo diferente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos