Cuéllar se mete en la máquina del tiempo

Las zancudas son uno de los atractivos de la feria. /M. Rico
Las zancudas son uno de los atractivos de la feria. / M. Rico

La Huerta del Duque recibe a miles de personas en la fiesta mudéjar

MÓNICA RICOCuéllar

Juglares, justas y torneos, conciertos, bailes, talleres y un nutrido grupo de comerciantes y artesanos se dan cita este fin de semana en el parque de la Huerta del Duque, donde se recrea Cuéllar Mudéjar, la fiesta medieval de las tres culturas. El parque se convierte durante estos días en una pequeña aldea del Medievo, muy animada y en la que se pueden adquirir y degustar productos de la época.

Desde el pasado viernes, miles de personas han recorrido ya los caminos del parque y han podido disfrutar del trabajo de 73 artesanos que ponen a la venta los más diversos productos para todos los públicos. Entre los más pequeños, los favoritos son las espadas y los escudos de madera, con los que pueden recrear sus propias batallas.

Joyería, bisutería, productos en cera, marroquinería, vidrio o cosmética son otras de las posibilidades de la cita, en la que tampoco faltan los comerciantes que ofrecen los tradicionales platos y viandas, como hornazos, encurtidos, repostería, embutidos, plantas aromáticas, helados y dulces artesanos, que se mezclan en la zona de alimentación con varias tabernas y paradas de restauración en las que los visitantes se pueden refrescar y degustar tentempiés.

Las altas temperaturas vividas durante todo el fin de semana han animado a los vecinos a disfrutar de la iniciativa, gracias al frescor y verdor del parque de la Huerta del Duque, un espacio que cuenta con más de ocho hectáreas y que es utilizado de forma habitual por los vecinos de la villa como lugar de estancia, paseo y recreo.

Además de la temperatura, otros de los atractivos principales de la muestra son los espectáculos que se desarrollan durante las tres jornadas de duración. El mercado medieval se llena desde primera hora con los sones de la música tradicional, a los que se suman pasacalles, personajes llegados desde el Medievo, desde damas y caballeros hasta esclavos, bufones o guerreros y zancudos que llenan las calles del parque para el disfrute de todos los públicos.

Programa infantil

El público infantil también tiene varios espacios dentro de la cita mudéjar. Por un lado cuenta con una aldea pensada especialmente para ellos, en la que pueden convertirse en caballeros sobre sus caballos, luchar con espadas de gomaespuma, probar su puntería con el tiro con arco y disfrutar de los talleres. Durante la mañana de ayer, cientos de niños se convirtieron en arlequines y bufones gracias a uno de los talleres de manualidades, en el que crearon sus coloridos gorros. Por la tarde, se prepararon para la guerra con un taller en el que elaboraron sus propios escudos con cartón.

También hay atracciones pensados para los más pequeños, como los carruseles medievales, en los que pueden subir a lomos de un caballo e incluso de un dragón, o una pequeña y divertida noria. Además pueden disfrutar de una zona de animales y de exhibiciones de cetrería, de la animación de los zancudos o de un pintacaras que se desarrollará hoy.

Aves rapaces

Durante todo el fin de semana, la fiesta Mudéjar ofrece también atractivos para todos los públicos, como la exposición de aves rapaces y las exhibiciones de cetrería. Pueden conocer cómo era la vida en un campamento medieval, en un zoco, o acercarse, de la mano de los artesanos, a los antiguos oficios. Para ello existen multitud de talleres, desde el herrero con su forja, hasta las jaboneras, pasando por los alfareros, las encajeras, los tallistas y otros muchos que muestran su saber hacer mientras transcurren las visitas por el mercado y la aldea medieval.

En la jornada del sábado los visitantes disfrutaron de la llegada de los cómicos, danzas históricas, exhibiciones de esgrima y muestra de armas o de los combates cuerpo a cuerpo de la mano de soldados y guerreros. El pasacalles de Apatazanca Teatro con fuego y el concierto de Turdión, en el escenario central, cerraron la jornada.

El mercado se podrá visitar de nuevo hoy a partir de las 12:00 horas, cuando artesanos y feriantes abrirán sus paradas. Seguidamente habrá numerosas actividades, desde música, talleres y exhibiciones hasta un nuevo pasacalles de fuego. A las 21:00 horas, la vigésimo cuarta edición de Cuéllar Mudéjar cerrará sus puertas.