«El lobo mata en Castilla y León 4.000 animales al año»

Donaciano Dujo (izquierda), durante su visita a Segovia. /Ical
Donaciano Dujo (izquierda), durante su visita a Segovia. / Ical

Asaja pide en las Cortes regionales una postura sobre el lobo, cuyos ataques son diarios en las provincias de Segovia y Ávila

EL NORTESegovia

El presidente de Asaja Castilla y León, Donaciano Dujo, afirmó ayer que el lobo en la Comunidad no está en peligro de extinción sino «masificado», por lo que pidió que, igual que se apoyó su conservación, ahora se actúe para «su control porque si no se va de madre». Dujo remarcó que para Asaja «todas las medidas posibles son válidas», además de anunciar que llevarán iniciativas conjuntas, con los cazadores, a las Cortes regionales, para que los grupos, «antes de pedirnos del voto», se pronuncien sobre «si defienden a los ganaderos o a estos animales salvajes» y a los que los apoyan, «los conservacionistas», que «no están en medio rural, ni lo saben ni lo conocen. Lo hacen desde los despachos».

Dujo, que participó en la Convención de Empleados de Asaja, aseguró que respetan las decisiones judiciales, que han echado para atrás algunas medidas aprobadas por la Junta, pero no las comparten, motivo por el que van a llevar iniciativas conjuntas «de los cazadores y las organizaciones agrarias».

Dujo remarcó que el lobo mata en Castilla y León a 4.000 animales al año y «es una barbaridad», porque «no se puede permitir en un mundo donde la gente se muere de hambre» que haya animales salvajes «que matan por matar 4.000 reses de ovino y vacuno». En su opinión, el lobo pone en peligro la actividad, «echando a la ganadería y a nuestros ganaderos de su territorio donde estuvieron siempre». Donaciano Dujo sostuvo que Asaja, los agricultores y los ganaderos no hablan de «la eliminación del lobo» sino que «tiene que estar allí donde no provoque perjuicio económicos», informan las agencias

El responsable regional de Asaja afirmó que, al sur del Duero, donde «el lobo no es especie cinegética», es donde su actividad está siendo «más virulenta» con ataques diarios en las provincias de Segovia y Ávila, y «al final el ganadero se cansa y se marcha». En cuanto al norte del Duero, señaló que se han acabado los cupos y es necesario «un control del lobo», por parte de la Junta de Castilla y León.

Donaciano Dujo aseguró que la comunicación y relación con el consejero de Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, es continúa y explicó que se «se está trabajando», con visitas a Francia o Alemania para ver «lo que hacen y no hacen», en sus políticas de control de los animales salvajes. En este sentido, dejó claro que, para Asaja Castilla y León, «todas las medidas posibles, todas, son válidas».

El potencial del porcino

En su visita a Segovia, defendió también el potencial del sector porcino y recordó que la provincia no es solo un destino turístico «para los madrileños». Dujo apeló a «un cambio de percepción» de la agricultura y la ganadería, puesto que el entramado porcino de la provincia es «puntero», no solo a nivel local, sino también regional y nacional. En ese sentido, lamentó los intentos de «algunos» por «demonizar y echar por tierra» el sector primario y puntualizó que lo que producen los agricultores y ganaderos sirve para que «coma la sociedad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos