El litigio por la hipoteca del Torreón de Lozoya llega al Tribunal Constitucional

Plaza de San Martín, con el torreón de Lozoya al fondo. /Antonio de Torre
Plaza de San Martín, con el torreón de Lozoya al fondo. / Antonio de Torre

La formación se plantea solicitar el aplazamiento del juicio por las prejubilaciones si este se fijase para el último trimestre del año

QUIQUE YUSTESegovia

Ya lo anunció el pasado mes de junio cuando el Tribunal Supremo rechazó el recurso interpuesto contra el archivo de la causa penal contra los exconsejeros de Caja Segovia que aprobaron la hipoteca del Torreón de Lozoya, pero no ha sido hasta esta semana cuando Izquierda Unida ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. El objetivo del mismo es conseguir que el máximo órgano intérprete de la Constitución ordene la reapertura de la causa penal contra los doce exconsejeros de Caja Segovia que acordaron la hipoteca del Torreón de Lozoya en 2012, decisión que Izquierda Unida considera que puede constituir un delito de administración desleal.

El recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional es el último paso que le queda a Izquierda Unida después de que el Tribunal Supremo desestimase, el pasado junio, el recurso de casación interpuesto por IU contra el archivo de la causa penal. Una decisión que sorprendió a la formación de izquierdas, que si bien era consciente de las pocas probabilidades de éxito que tenía su recurso de casación, confió en un triunfo en los tribunales después de que el Supremo lo admitiese a trámite. «Había que agotar la vía judicial previa antes de acudir al Tribunal Constitucional», asegura Alberto López Villa, abogado de Izquierda Unida, quien ya anunció en julio que la formación contempla acudir a los tribunales europeos si el Constitucional no les da la razón.

Audiencia Nacional

Pero el caso de la hipoteca del Torreón de Lozoya no es el único asunto judicial en el que Izquierda Unida ejerce como acusación contra la extinta Caja Segovia. La coalición de izquierdas también está pendiente de la apertura de juicio oral, por parte de la Audiencia Provincial de Segovia, en el caso de las prejubilaciones de la excúpula de la entidad. No obstante, si se cumplen las previsiones que maneja IU, que fijan la apertura de juicio oral para el último trimestre del año, la formación se planteará pedir su aplazamiento unos meses, hasta que la Audiencia Nacional dicte sentencia del juicio por la salida a Bolsa de Bankia y que arrancará el próximo 26 de noviembre. «El resultado de ese juicio es determinante para el caso de las prejubilaciones, ya que se determinará si Caja Segovia estaba bien o no financieramente para hacer frente a las prejubilaciones», apunta López Villa. El abogado de IU considera que tras años de instrucción «merecería la pena esperar unos cuantos meses más» (calcula que unos cinco o seis) hasta que la Audiencia Nacional dicte sentencia en el juicio de la salida a Bolsa de Bankia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos