La licitación de los locales de la estación de autobuses será este mes

Pasillo de la estación de autobuses de Segovia/Óscar Costa
Pasillo de la estación de autobuses de Segovia / Óscar Costa

Los precios de las cesiones oscilan entre 100 y 1.300 euros al mes

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Una vez declarada de forma oficial estación de autobuses por parte de la Junta de Castilla y León y de haber aprobado en pleno municipal el reglamento de uso, así como las tarifas, al Ayuntamiento de Segovia solo le queda un trámite para garantizar la gestión directa de esta infraestructura de transporte. La Consejería de Fomento de la Junta tiene que emitir el certificado que demuestra que la instalación no depende de la institución autonómica, como ocurre en la mayor parte de las provincias de la comunidad, sino que pertenece directamente el Consistorio, que es quien lo gestiona.

«El trabajo más costoso ya se ha realizado, esto es un mero trámite para el que se ya se han mantenido conversaciones con el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones», apunta el concejal de Tráfico, Transportes y Movilidad y Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero. Por eso, se ha mostrado confiado en que este documento pueda estar disponible en las próximas semanas para dar por concluidos los expedientes de la gestión de la estación .

La administración directa municipal es la opción más viable; aunque si la Junta se quiere sumar, el Ayuntamiento no tiene ningún inconveniente, deja entrever el edil.

Espacios adaptados

Otra de las cuestiones pendientes que confía en que se resuelva a lo largo de este mes (o como mucho en septiembre) es la licitación del pliego de cesión de los locales y taquillas de la estación. En estos momentos se encuentra en fase de contratación y en los próximos días saldrá a licitación para que las operadoras de transporte puedan postularse a las diferentes taquillas para la expedición de billetes y trato con los viajeros. Precisamente, en la última remodelación se tuvieron en cuenta las dimensiones y las características que plantearon los operadores con el fin de adaptar los espacios a sus necesidades, por lo que ahora el proceso será «mucho más simple», subraya Muñoz-Torrero.

No obstante, saldrán a licitación todos los locales, por lo que también podrán acceder a esta oferta los interesados en poner cualquier tipo de negocio, como el quiosco o la cafetería, que por el momento funcionan con un permiso habilitador excepcional que permanece vigente hasta que salga el nuevo concurso o como máximo hasta septiembre.

El precio de cesión será de 9,50 euros sin IVA por metro cuadrado, una cantidad muy económica, según el concejal, teniendo en cuenta la buena ubicación de la estación de autobuses y el tránsito regular de usuarios. El local más pequeño tiene once metros cuadrados, lo que supondría un coste cercano a los 105 euros. El más grande, la cafetería, ronda los 140 metros cuadrados, por los que el coste de cesión superaría los 1.300 euros mensuales.

Los ingresos que el Consistorio obtendrá de la cesión de locales son fundamentales para el mantenimiento de la estación que, según Muñoz-Torrero, está previsto que sea rentable gracias a estas ganancias y a las tasas por la entrada y salida de autocares de la estación, así como por el número de viajeros.

El estudio de viabilidad económica equipara ingresos y gastos, aunque sin tener en cuenta otras posibilidades que baraja la concejalía como la de destinar ciertos espacios con buena visibilidad a carteles publicitarios, un sistema que podría proporcionar ingresos adicionales. Los gastos totales de mantenimiento, electricidad, limpieza, seguridad, equipos informáticos y amortización de las inversiones realizadas para la mejora de la infraestructura, unos 18.000 euros anuales, ascienden a 250.000 euros al término del ejercicio.

Oficina de información

Para los próximos meses, además de las inversiones habituales de mantenimiento, la junta de gobierno Local aprobó a finales de mayo una partida superior a los 50.000 euros para afrontar determinadas mejoras que impone la Ley de Organización del Transporte. Entre ellas, destaca la implantación de una oficina de información al cliente. Aunque de manera transitoria están trabajando en este servicio tres empleadas con contrato temporal, el objetivo es que una parte de estos fondos vaya a la estabilización de la oficina.

El primer paso es habilitar y adaptar uno de los locales de la entrada a este fin, dotarlo de mobiliario, de conexión a Internet y de equipos informáticos, un proyecto que, tal y como apunta Muñoz-Torrero, requerirá una partida de entre 15.000 y 20.000 euros.

Además, el objetivo es trasladar hasta esta oficina a un funcionario municipal que haría las labores de encargado de estación. Es decir, controlaría la circulación de autobuses, la seguridad, las relaciones entre los operadores del transporte y los usuarios o el mantenimiento de la instalación. Eso sí, el edil considera que como apoyo a las labores de este responsable sería necesario contratar, aunque sea con jornada parcial, a otros dos trabajadores que se encarguen de cubrir los diferentes turnos o vacaciones y bajas.

Lector de matrículas

Por otra parte, para cumplir con la normativa es necesario instalar mecanismos de control de paso de autocares y de viajeros. Este lector de matrículas en el acceso para vehículos también permitirá liquidar correctamente la tasa de uso de la estación. Muñoz-Torrero confirma que los técnicos municipales ya están confeccionando el plan para su implantación y licitación.

Para mejorar el servicio que reciben los usuarios reconoce que son necesarios otros avances tecnológicos como la instalación de paneles electrónicos con información en tiempo real de las salidas y llegadas de autocares, así como retrasos, cambios de trayectos o suspensión de servicios. Avisos que también está previsto que se den a través de una megafonía.

No obstante, Ramón Muñoz-Torrero insiste en que el objetivo es que la Junta de Castilla y León dote a la ciudad de una estación de mayores dimensiones y servicios más avanzados. En este caso, la actual prestaría servicio a los autobuses que enlazan Segovia con las localidades más próximas y se podría plantear introducir otros usos servicios o usos.

El edil no descarta esta alternativa, ya que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, «ha estado receptivo a este planteamiento y ha mostrado una disposición excepcional con el transporte segoviano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos