La Lastrilla rechaza devolver 198.000 euros del impuesto de obras a las Concepcionistas

Colocación de la primera piedra del nuevo colegio. /A. de Torre
Colocación de la primera piedra del nuevo colegio. / A. de Torre

La congregación había basado la petición de reintegro del ICIO correspondiente al colegio en el convenio entre la Santa Sede y el Estado

QUIQUE YUSTESegovia

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de La Lastrilla ha rechazado el recurso que habían presentado las Madres Concepcionistas contra la liquidación del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) que la administración ha cobrado a la congregación por la construcción de su nuevo colegio en el barrio de El Sotillo. En concreto, las Madres Concepcionistas pedían la devolución de los 198.000 euros que habían abonado por la licencia de obras, al considerar que como congregación religiosa que forma parte de la Iglesia Católica le era de aplicación el acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede, que en uno de sus artículos contempla la exención total y permanente de los impuestos reales o del producto sobre la renta y sobre el patrimonio.

El alcalde de La Lastrilla, Vicente Calle, confirma que en la última junta de gobierno local, celebrada el pasado viernes, se denegó la petición de las Madres Concepcionistas al entender que «no procede» en base al informe presentado por el secretario del Ayuntamiento sobre el recurso presentado, aunque no quiso explicar los detalles de dicho informe ni los argumentos que recoge para desestimar la petición de la congregación. El regidor del municipio no quiere entrar en polémicas con las Madres Concepcionistas, con quien asegura que el Ayuntamiento de La Lastrilla mantiene una buena relación. Así, espera que si la congregación recurre la decisión adoptada por la junta de gobierno sean los tribunales los que determinen si las Madres Concepcionistas deben o no pagar el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

Un 10% del presupuesto

José Manuel Conde, concejal y candidato a la Alcaldía de la localidad por Centrados, defiende la postura del Ayuntamiento. «Parece que les estamos poniendo una multa. No están pagando nada que no pague cualquier vecino del municipio. Es algo de sentido común», afirma. Además, señala que ese dinero va a repercutir «en mejoras para el pueblo de las que se va a beneficiar el colegio», añade Conde, quien reconoce que se trata de una cantidad importante para las arcas municipales, ya que supone alrededor del 10% del presupuesto anual de la localidad.

El desencuentro entre el Ayuntamiento y la congregación por el pago del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras no se traducirá en posibles retrasos o paralizaciones de las obras del nuevo colegio, que continúan avanzando tras la colocación de la primera piedra el pasado 14 de noviembre.