El altercado de Reguera con un policía a quien dijo que iba a darle «dos hostias» será juzgado como delito leve

Alfonso Reguera, durante uno de sus últimos plenos en el Ayuntamiento de Segovia./Antonio de Torre
Alfonso Reguera, durante uno de sus últimos plenos en el Ayuntamiento de Segovia. / Antonio de Torre

En caso de ser declarado culpable, se expondría a una multa poco cuantiosa

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Segovia ha cerrado las diligencias previas instruidas en el caso del enfrentamiento entre el exconcejal del Ayuntamiento, Alfonso Reguera, y el policía local Ángel González. Esto quiere decir que el proceso judicial abierto a raíz de la denuncia que interpuso el agente municipal contra el exedil sigue camino del señalamiento correspondiente para la apertura de juicio oral, después de que el juez rebajara la calificación previa a delito leve, que se trata de la mínima infracción a la que puede enfrentarse el denunciado, que de salir culpable se expondría a una multa poco cuantiosa.

Esta valoración se produce después de que a finales del pasado mes de septiembre ambos implicados prestasen declaración en el juzgado que instruye el procedimiento. Cabe recordar que el incidente detonó, el pasado 27 de junio, la dimisión de Alfonso Reguera, hombre fuerte del Consistorio segoviano y mano derecha de la alcaldesa, Clara Luquero. Hasta su dimisión se ocupaba de las concejalías de Hacienda y Urbanismo, además ejercía la portavocía del grupo municipal socialista en el gobierno del Ayuntamiento de la capital y ejercía la primera tenencia de alcalde.

En una carta en la que explicaba su renuncia, exponía que dejaba la corporación para que «un incidente menor» no empañe «la magnífica gestión» del equipo de gobierno socialista.

Darle «dos hostias»

No tan menor fue para el agente de la Policía Local, que denunció el incidente y lo llevó hasta los tribunales de justicia por un posible delito de amenazas a la autoridad y coacción a la libertad de acción sindical. Los hechos investigados por el juzgado número 4 se remontan unos pocos días antes de la dimisión. En concreto, al día de la inauguración de las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro.

En la noche del 22 de junio, Alfonso Reguera se acercó al policía local, que acudía vestido con el uniforme de gala y supuestamente le recriminó su presencia como parte de la escolta protocolaria de la corporación municipal. Con los ánimos caldeados, el entonces todavía concejal amenazó con propinar «dos hostias» al agente, según figura en la denuncia que presentó González a posteriori y que el propio Reguera reconoció días después.

El enfrentamiento venía de atrás. el policía local, delegado de la Central Sindical Independiente (CSI-F), había sido una de las voces más críticas contra la reacción y las manifestaciones que tuvo el exconcejal en respuesta a las peticiones del cuerpo de seguridad dependiente del Ayuntamiento. Las organizaciones sindicales habían elevado la presión de su reivindicación para equiparar los sueldos a los de otros compañeros que llevan a cabo el mismo trabajo en otras capitales de provincia de la comunidad autónoma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos