La Junta mantendrá las ayudas en la línea de autobús a Madrid aunque se abarate el billete

César Franco (i.) y Juan Carlos Suárez-Quiñones suscriben el acuerdo. /Diego De Miguel-ICAL
César Franco (i.) y Juan Carlos Suárez-Quiñones suscriben el acuerdo. / Diego De Miguel-ICAL

El consejero de Fomento remarca que «el compromiso con segovianos y abulenses está valorado en siete millones de euros»

El Norte
EL NORTESegovia

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró ayer que la Junta mantendrá íntegramente las ayudas a los usuarios del transporte de autobús de Segovia, que también se beneficiarán de la bajada del precio del billete anunciada por la nueva concesionaria del servicio a Madrid, el grupo Avanza. Suárez-Quiñones recordó que la aportación de la Administración regional para los vecinos de Segovia y Ávila que se desplazan a Madrid es de siete millones de euros. Suárez-Quiñones aseguró que el compromiso de la Junta con ambas provincias «se va a mantener» y el billete que ahora pagan los usuarios de la línea Madrid-Segovia será más bajo, porque además desciende el precio marcado por la nueva concesionaria, es decir, que «van a asumir el beneficio de la bajada de Avanza porque nosotros vamos a mantener las ayudas íntegramente», remarcó el consejero de Fomento.

Avanzó que van a mantener una reunión de forma inmediata con la nueva concesionaria, tras haberse formalizado ya el contrato con el Ministerio de Fomento, informa Ical. El consejero recordó que «no es nuestra concesión, pero sí es de nuestro interés máximo», al haber aportaciones de dinero público destinado a que ningún segoviano «se tenga que ir a vivir a Madrid» por «no poder pagar el transporte». El consejero de Fomento resumió que habrá un bajada de tarifas a favor de los usuarios y la Junta e Castilla y León publicitará cuáles van a ser los beneficios que van a tener todos los usuarios. La nueva concesionaria se hará cargo de la línea por carretera entre Madrid y Segovia a partir del 8 de agosto.

Por otra parte, Suárez-Quiñones aseguró que aunque los primeros diez días de este mes de julio están siendo «relativamente tranquilos» no hay que bajar la guardia, en ningún momento, ante el riesgo de incendios porque toda la gran vegetación que hay «se acabarán agostando». De momento, aseguró el consejero de Medio Ambiente, «hemos estado viviendo de las reservas hídricas del suelo y de la humedad en el ambiente». Suárez-Quiñones dejó claro que todos los efectivos están «operativos y en guardia» e hizo una llamada a la población para evitar cualquier tipo de incendio imprudente, poniendo «el máximo cuidado» en todas las actuaciones en el medio rural. El consejero también reclamó «a los que queman de forma voluntaria»que se «abstengan de estos comportamientos», porque no solo son un atentando contra la naturaleza, también« ponen riesgo la vida» de los ciudadanos. Suárez-Quiñones reclamó a toda la ciudadanía que ante cualquier indicio o sospecha colaboren con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, poniendo la información a su disposición para evitar los incendios forestales en la comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos