Juana Vegas alaba un barrio con «cientos de millones de años en sus calles»

Jolgorio tras el pregón y la batalla de gaseosa./Antonio Tanarro
Jolgorio tras el pregón y la batalla de gaseosa. / Antonio Tanarro

La geóloga pregona las fiestas de San Lorenzo el segundo día de los festejos protagonizados por las peñas

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Ha cambiado mucho el antiguo arrabal de hortelanos. Sobre todo en las últimas décadas. Y «ha ido a mejor, en todos los sentidos», afirmó este martes la pregonera de las fiestas del barrio de San Lorenzo. Juana Vegas Salamanca creció en el barrio y lo conoce bien como vecina y como geóloga. Especialista del Instituto Geológico y Minero de España y autora de libros como 'De roca a roca' (con Andrés Díez) asegura que ningún otro barrio de la ciudad tiene la riqueza geológica que posee San Lorenzo en los suelos y subsuelos que se extienden en los dos lados del Eresma: «Es un barrio singular porque por sus calles puedes recorrer cientos de millones de años, y eso se ve en muy pocos sitios».

Singular por sus rocas, por el río y por el entorno que conforman, que «es un libro abierto para la geología», San Lorenzo es un barrio que ha evolucionado, como toda la ciudad. Juana Vegas afirma que, al hablar de él en su pregón, pretendía hacer notar que «todo el mundo tiene mejores casas, muchos vecinos hemos podido estudiar y progresar, y tener una oportunidad, pero lo que ha permanecido es la esencia, que es el barrio de los vecinos, de las gentes, con una identidad propia y distinta... Y eso se da también en muy pocos sitios».

Porque, añadió, «todos sienten que es 'tu barrio', donde todo el mundo es bienvenido y donde se organizan más actividades que en otros, primero para los vecinos, como las Noches de Música en el Atrio, la matanza popular, el día del vecino y las fiestas, pero siempre deseando que disfrute todo el mundo».

De esa esencia habló Juana Vegas en su pregón, también «un poco de geología, pero no mucho porque si no me echan al pilón», y no pudo dejar de emocionarse al recordar a dos vecinas de San Lorenzo que han fallecido este año, María del Barrio, a cuya escuela de danza acudió desde los 9 a los 30 años, y la maestra Conchita Cubero, que fue alumna de la primera promoción de escolares cuando se abrió el colegio Martín Chico en 1967, en el que después ejerció el magisterio hasta el final.

Durante el pregón, las peñas redujeron un poco el jolgorio (no del todo, claro) que protagonizaron desde antes de las siete de la tarde, cuando preparaban el desfile que les llevaría hasta la plaza principal del barrio, después de meses de prpreparativos y de la jornada inicial del lunes, con la primera sesión de disco-móvil. En las pancartas y en los cánticos destacó la reivindicación de prolongar la fiesta, para que la disco-móvil pueda alargar la velada después de las verbenas. Así lo escribieron y lo cantaron -«Luquero, ¿la disco-móvil pa cuándo?»- y la alcaldesa, allí en la plaza, les explicó que no puede ser, que ya alargan las noches más de lo que establece la ordenanza.

Y con el retraso normal en todas las fiestas siguió la algarabía cuando ya caía la noche, con todos a remojo regados con la fuerza de las botellas de gaseosa... Luego, la orquesta La Huella les animó la verbena hasta la madrugada.

 

Fotos

Vídeos