José Manuel Maza, «un patriota a carta cabal»

Antonio Horcajo interviene durante el acto celebrado en el Centro Segoviano de Madrid. /El Norte
Antonio Horcajo interviene durante el acto celebrado en el Centro Segoviano de Madrid. / El Norte

El Centro Segoviano de Madrid homenajea a quien fuera fiscal general del Estado cuando se cumplen tres meses dee su repentino fallecimiento

El Norte
EL NORTESegovia

Sentimientos encontrados en el acto celebrado en el Centro Segoviano de Madrid en recuerdo a la figura y al legado de quien fuera fiscal general del Estado, José Manuel Maza, cuando se cumplen tres meses de su repentino fallecimiento en Buenos Aires (Argentina). Aunque nacido en Madrid, el jurista mantenía una gran vinculación con Segovia. De hecho, tenía residencia en la capital aunque su trabajo le tuviera más tiempo fuera.

La alegría «por haber tenido la fortuna de convivir, con sencillez y afecto, con el fiscal general como uno mas de los segovianos que ven aquí su casa madre, y en la que José Manuel Maza nos regaló su amistad, adornada con valores intachables», se entremezcló con el «agudo dolor por su inesperada y fulminante pérdida», subrayó el presidente del centro, Antonio Horcajo. Entre los asistentes al acto estaban el diputado socialista Juan Luis Gordo, el magistrado Juan Pablo González Herrero y los fiscales Fausto Cartagena y Joaquín González Herrero, el concejal José Bayón, el coronel de la Guardia Civil Fernando Gil, Juan Antonio Bachiller, representante de la Asociación de Empresarios Segovianos en el Exterior, y la directora general de Formación Profesional, Rosalía Serrano. Ella y José Manuel Maza recibieron en 2017 las distinciones de ‘Segovianos del año’.

Horcajo recordó al jurista fallecido como «un hombre bueno, generoso, que se dio sin regateos, asequible y totalmente entregado al cumplimiento de sus obligaciones profesionales con el rigor y decisión que toda España reconoce», en alusión a su postura de «defensa de la integridad del Estado cumpliendo la alta responsabilidad que le incumbía y no dudando ante la gravedad que se presentaba, en una Cataluña descordinada y desnortada, sin justificación histórica alguna que pudiera dar pie a sus deseos de ruptura con el Estado». Estas «difíciles decisiones», subrayó Horcajo, «han sido reconocidas, además, por todas la naciones de la Comunidad Europea».

El magistrado de la Audiencia Nacional Juan Pablo González Herrero, amigo personal de José Manuel Maza, destacó su «profundo conocimiento profesional» y su trayectoria, que «debe servir de modelo en las actuaciones de cuantos sirven a la Ley». Su intervención estuvo trufada de anécdotas personales relacionadas tanto con su mutuo amor y dedicación por Segovia y los momentos compartidos durante viajes de trabajo a diferentes países como con el mundo «de la no siempre fácil relación entre los que dedican sus vidas al servicio y cumplimento de las tareas en el máximo nivel». Como «un patriota a carta cabal» definió González Herrero a José Manuel Maza.

El jurista «se sentía segoviano por los cuatro costados», como recordó, con motivo de su fallecimiento, Julio Sanz Orejudo, presidente del Consejo de la Abogacía de Castilla y León. Es más, presumía de la ciudad del Acueducto y contaba entre chanzas que «el segoviano de pata negra era él» en referencia a la presencia de personalidades segovianas llegadas al Supremo, como Cándido Conde-Pumpido o más recientemente Andrés Palomo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos