Un jinete herido grave tras ser arrollado por los caballistas en el encierro de Nava

Un jinete toma de las riendas al caballo del herido en la zona del embudo/F. de la C.
Un jinete toma de las riendas al caballo del herido en la zona del embudo / F. de la C.

La Funcionera muestra su satisfacción por la asistencia al concierto de Seguridad Social y Los Skulls, con alrededor de 1.300 espectadores

FERNANDO DE LA CALLENava

Uno de los caballistas del segundo encierro campero de las fiestas de Nava de la Asunción, ha resultado herido de gravedad al caerse del caballo y pasarle por encima el grueso de caballistas que en ese momento llegaba al galope a la zona del embudo, próxima al casco urbano. El herido, vecino de la localidad vallisoletana de Aldeamayor de San Martín fue trasladado de inmediato en un vehículo particular hasta la enfermería de la plaza de toros, donde se ha decidido enviarlo de inmediato al hospital de Segovia.

Dada la gravedad de las lesiones, se ha procedido finalmente a su traslado a la planta de neurología del hospital Río Ortega de Valladolid, ya que «tenía un traumatismo craneoencefálico con hemorragia cerebral y un hematoma que hay que drenar y eso se lo tendrán que hacer en Valladolid, además de un escáner para ver si tiene más lesiones» señalaban los médicos de la plaza de toros poco después del suceso, añadiendo también que el herido contaba con varias costillas rotas. Los mismos servicios sanitarios presentes para el festejo de rejones de la tarde señalaron que el caballista herido no tuvo que pasar por quirófano, «finalmente hoy no se le ha tenido que operar, habrá que esperar y si no le sube la presión intracraneal, no será necesario».

El encierro ha contado con un número de caballistas muy superior al de otros años, algo que no ha evitado la desbandada de la manada al poco de iniciarse el festejo. Un primer astado ha llegado al casco urbano en poco más de diez minutos, pero se dio la vuelta y regresó a la zona del deposito de agua. Bastante más tarde llegarían otras dos reses junto a los mansos y un último novillo tuvo que ser anestesiado para su traslado al coso navero.

Por la tarde y con más de treinta grados de temperatura, se ha celebrado el festejo de rejones. Ante cerca de media plaza, Sergio Domínguez ha matado bien a su primero y se ha llevado las dos orejas, mientras que no ha tenido tanta suerte con el segundo del que sólo ha conseguidounos tímidos aplausos. El navarro Roberto Almendáriz no pudo sacar excesivo provecho a su primero, pero cortó los dos apéndices de su segundo. El portugués Diego Gomes se ha idocon el mayor número de trofeos pues, aunque no ha matado bien al primero de su lote, sí consiguió una oreja. Con el que cerraba el festejo hizo aplaudir al público, que a la postre le premió con dos orejas y un más que discutido rabo de la siempre benévola presidencia navera. Los tres rejoneadores acabaron saliendo por la puerta grande.

Por otro lado, la comisión de peñas ha mostrado su satisfacción por el resultado del concierto de los grupos Seguridad social, Los Skull y varios DJ´s, entre ellos Raúl Ortiz. «Estamos muy satisfechos porque creemos que la gente se lo pasó muy bien» señalan desde La Funcionera. Aunque todavía no han hecho un recuento total, se estima que entraron al concierto alrededor de 1300 personas.

 

Fotos

Vídeos