Investigan al exsocio de una granja por envenenar cabritos y sabotear la leche con tierra y excrementos

Agentes de la Guardia Civil patrullan en el medio rural. /De Torre
Agentes de la Guardia Civil patrullan en el medio rural. / De Torre

Los delitos de robo con fuerza y daños en una explotación ganadera de caprino en Castillejo de Mesleón han provocado grandes pérdidas económicas

El Norte
EL NORTESegovia

La Guardia Civil investiga a un antiguo socio de una explotación ganadera como autor de tres delitos de robo con fuerza y daños producidos en el interior de la explotación de caprino del municipio de Castillejo de Mesléon. El pasado mes de junio, el propietario de la explotación denunció que desde hacía unos meses un autor o autores desconocidos accedían al interior del recinto mediante fractura del candado de puerta o ventana, pero sin sustraer nada. Tampoco se observaba nada revuelto. Pero al día siguiente varios cabritos aparecían muertos.

Los cadáveres de los animales fueron examinados por veterinarios, quienes determinaron que tenían síntomas de haber ingerido algún tipo de veneno, explican fuentes de la Subdelegación del Gobierno. En otras ocasiones, con el mismo 'modus operandi', sustraían el pienso utilizado para alimentar a los animales o abrían el silo donde el propietario almacenaba para que se derramase y quedase inservible.

Asimismo, saboteaban con tierra y excrementos la leche que recogía de sus cabras, impidiendo la venta de la misma, hechos que implicaron «grandes pérdidas económicas», han aseverado. A raíz de la denuncia, la Guardia Civil inició la operación 'Bee', que desembocó en la investigación del supuesto autor de varios delitos de robo con fuerza y daños.