La CHD inspeccionará el próximo martes la cacera del Cambrones

Presa de la cacera del Cambrones. /El Norte
Presa de la cacera del Cambrones. / El Norte

La Noble Junta de Cabezuelas, defensora de las concesiones históricas de agua, insiste en llamar a la «unión» de los afectados frente a la propuesta de extinción

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El enfado va en aumento en la Noble Junta de Cabezuelas, que una vez más se queja del oscurantismo y la falta de información que se ciernen sobre cómo se está gestionando la propuesta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) de extinguir las concesiones históricas de Navalcaz y del Cambrones. Lejos de la intención de los afectados de que se paralice la iniciativa, el ente estatal regulador de cuenca regresará este martes día 6 a visitar y reconocer el lugar, el entorno y la situación de la cacera del Cambrones. Ya lo hizo hace unas semanas con la de Navalcaz.

De nuevo, la entidad histórica critica que a esa cita, que previsiblemente tendrá lugar en el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma a las 9:30, no han sido invitados los afectados por la medida. «No se ha tenido en cuenta a los regantes ni a la entidad que históricamente, desde tiempo inmemorial, ha gestionado sosteniblemente sus aguas», se quejan los representantes de la Noble Junta de Cabezuelas, que insta a «seguir luchando para evitar la desaparición de este patrimonio de todos». Asimismo, anima a los propietarios, regantes y demás gente interesada en la defensa de las caceras a asistir a dicho acto con el objetivo de que la CHD tome buena nota durante su inspección de que «la unión hace la fuerza y que no se pueden hacer las cosas unilateralmente sin contar con la gente que vive en el territorio».

Usos agrícolas amenazados

La Noble Junta de Cabezuelas lleva desde el inicio de este año llamando la atención sobre las posibles irregularidades en las que está incurriendo el procedimiento iniciado por la Confederación Hidrográfica del Duero a la hora de avanzar en el expediente de extinción de las dos caceras históricas del alfoz de Segovia. La oposición estalló con el anuncio que hizo la entidad reguladora de cuenca de adecuar la situación administrativa de Navalcaz y del Cambrones a la normativa vigente. El pasado 14 de febrero, el Boletín Oficial de la Provincia oficializó las intenciones de la Confederación. Desde entonces se han sucedido las actuaciones informativas y también legales y administrativas para tratar de frenar los trámites. Entre los argumentos esgrimidos, los defensores destacan que se trata de dos concesiones históricas que datan de los años 1512 y 1515, y que de cristalizar la extinción, desaparecerían buena parte de los usos agrícolas y ganaderos.

1.500 alegaciones

La Noble Junta de Cabezuelas está compuesta San Cristóbal de Segovia, Tabanera del Monte; Palazuelos de Eresma, Sonsoto, Trescasas y La Lastrilla. Además, cabe recordar que quienes se sienten perjudicados por la medida de la Confederación Hidrográfica del Duero de extinguir las caceras históricas se habían planteado la presentación de un recurso de alzada contra el rechazo a las alrededor de 1.500 alegaciones que registraron en su día tanto a nivel colectivo como de manera individual.

En paralelo, anunciaron la posibilidad de abrir la vía penal con el traslado de la polémica a la Fiscalía. Estas fueron algunas de las opciones que se barajaron como estrategia a seguir en una reunión mantenida a finales del pasado mes de junio en Trescasas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos