La huelga del 8-M obliga a suspender tres quirófanos del Hospital General de Segovia

Entrada al Hospital General de Segovia. /Antonio de Torre
Entrada al Hospital General de Segovia. / Antonio de Torre

UGT y CC OO lo achacan a que no se notificaron a tiempo los servicios mínimos, lo que ha afectado a consultas también

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Tanto la plataforma 8-M como los sindicatos han valorado muy positivamente el seguimiento que ha tenido en la primera mitad de la jornada la huelga feminista convocada para este viernes con motivo del Día de la Mujer. Aunque ha habido distintas modalidades de paros, desde los de 24 horas a los de dos en diferentes turnos promovidos por Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores (UGT), en general los interlocutores hablan de «éxito absoluto del movimiento feminista», como ha subrayado el secretario provincial de Comisiones en Segovia, Álex Blázquez.

Guerra de cifras en el seguimiento en los colegios e institutos

Los sindicatos apuntan que la ausencia de alumnos a clase en la mañana de este viernes por el ejercicio de su derecho a la huelga era superior al 80%, como asegura la secretaria de Enseñanza de UGT, Yolanda Lucía. Esa respuesta bajaba al 10% en Primaria, añade la portavoz sindical. Por su parte, la Junta de Castilla y León ha publicado unos datos que distan mucho de los desvelados por las centrales sindicales. Así, en el cómputo total de todas las modalidades y ciclos de enseñanza, en Segovia no han asistido a su cita con las aulas 2.852 estudiantes. De ellos, la Dirección Provincial de Educación detalla que 2.098 alumnos han faltado en el ejercicio de su derecho a la huelga, lo que supone un seguimiento del 16%, tres puntos por encima de la media regional.

Las mayores incidencias se han registrado en Bachillerato y en tercero y cuarto curso de la Enseñanza Secundaria Obligatoria, apuntan fuentes de la Administración autonómica, con seguimientos del 39,7% y del 34,7%, respectivamente. En los ciclos formativos de la Formación Profesional, más del 22% del alunado tampoco ha acudido a clase al hacer huelga. La Junta de Castilla y León también pone de relieve la escasa repercusión en los cursos de Primaria e Infantil, donde no han llegado al 1% los escolares que han faltado a los colegios.

Aunque la normalidad en los piquetes informativos y en el desarrollo de los paros ha reinado en la mayoría de los ámbitos y sectores, sí que hay que anotar incidencias en la atención sanitaria. Según explica el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel Mateo, el Hospital General de Segovia se ha visto obligado a reorganizar la programación de intervenciones quirúrgicas prevista para hoy. El portavoz sindical revela que se han tenido que aplazar o cambiar varias operaciones en tres quirófanos del complejo asistencial, cuya actividad ha quedado suspendida.

Mateo llama la atención de que la repercusión de los paros del 8-M también se ha dejado notar en los centros de salud de la Atención Primaria, donde «ha podido llegar un paciente que estaba citado y se ha encontrado con que no tenía médico».

El portavoz de UGT califica la situación «colapso» y responsabiliza de ello a la Administración. Tanto Mateo como María Antonia Sanz, de Comisiones Obreras, critican el hecho de que los servicios mínimos no fueran notificados hasta la víspera de la huelga e incluso esta misma mañana, por lo que han cundido los problemas.

Desde anoche

Esta ausencia de información ya se produjo en la noche del jueves, ya que de diez a doce estaba convocado el primer paro de dos horas de las dos centrales mayoritarias. A esa hora «no estaban notificado los servicios mínimos», asegura Miguel Ángel Mateo, quien recuerda que la Junta publicó la orden sobre esta cobertura el pasado 4 de marzo.

Por su parte, la representante de Comisiones lamenta que algunos sindicatos impulsores del paro no hayan colaborado en solucionar el problema que se ha generado a lo largo de la mañana en el Hospital General. María Antonia Sanz también ve en la tardanza de comunicar los servicios mínimos un intento de amedrentar a los trabajadores y de «boicotear» la huelga por parte de los responsables del centro.