La Hermandad de Donantes de Sangre, Medalla de Oro de Segovia

Miembros de la directiva, delegados y donantes, durante el acto. /A. Tanarro
Miembros de la directiva, delegados y donantes, durante el acto. / A. Tanarro

El presidente de la Hermandad agradece la aportación de los 17.000 segovianos que contribuyen a crear «una sociedad mejor, más justa y más llena de vida»

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Cuarenta y tres años lleva desarrollando su labor en la ciudad la Hermandad de Donantes de Sangre. En este tiempo ha logrado 187.118 donaciones, lo que supone 84.203 litros de sangre o, lo que es lo mismo, litros de vida, de un total de 17.081 donantes. Por su compromiso con esta labor altruista, pero también por su papel divulgativo y de concienciación de la sociedad, el Ayuntamiento entregó ayer a la Hermandad, y por extensión a todos los donantes de Segovia, la máxima distinción de la ciudad, la Medalla de Oro. Un reconocimiento aprobado de forma unánime por los 25 miembros de la Corporación.

La alcaldesa, Clara Luquero, recordó que la sangre no se puede fabricar, por lo que donar «es un acto irremplazable y fundamental para salvar vidas». Asimismo, agradeció su implicación a todos los segovianos que a lo largo de más de cuatro décadas han contribuido a ayudar a los demás regalando una parte de sí mismos, de forma generosa y sin esperar nada cambio. «Por cada donación que se realiza reciben ayuda hasta tres personas que probablemente no conoceremos nunca, pero que siempre sabremos que han salido adelante gracias a nosotros», aseguró Luquero. Motivo por el que considera que a las personas que regalan su sangre «no se les puede pedir más».

Antes de entregar la medalla al presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre, la regidora afirmó que tanto los miembros de la Hermandad como los donantes «son un ejemplo y un orgullo para la ciudad de Segovia». Esta asociación de utilidad pública también cuenta desde 2008 con la Medalla de Oro de la Provincia, otorgada por la Diputación, honores que, según De Frutos, hacen todavía más grande el lema de este colectivo: «Ni raza, ni religión, ni frontera, nos une la vida».

De Frutos señaló que de los más de 17.000 donantes que colaboran con la Hermandad, 5.163 son vecinos de Segovia capital y agradeció la labor anónima y altruista que realizan con día a día el fin de crear una sociedad «mejor, más justa y más llena de vida».

«Oro rojo»

Desde 1974 su labor ha sido la misma: pedir a la sociedad que done el «oro rojo». Por eso, también aprovechó este acto para recordar a los segovianos que todavía no contribuyen a la causa que están a tiempo. Toda la sangre es necesaria, ya que en Castilla y León se necesitan 450 litros al día para satisfacer las necesidades médicas.

El objetivo es, según recalcó, seguir superando las cifras, que en 2017 arrojaron un índice de 43,13 donaciones por cada mil habitantes, una cifra superior a la media autonómica que se consiguió a través de 6.650 donaciones y 2.992 litros de sangre. Por otra parte, subrayó la incorporación de un total de 673 nuevos donantes a lo largo del año, la mayoría jóvenes. Logros que, a su juicio, se han conseguido gracias «a el buen trabajo» de todos aquello que dedican su tiempo libre a esta buena acción y entre los que se encuentran los 104 delegados de la provincia.

Precisamente, esta misma semana la Hermandad ha organizado jornadas especiales de donación de sangre en el Ayuntamiento y en la Avenida del Acueducto con motivo de celebración, el jueves, del Día Mundial de Donante de Sangre.

 

Fotos

Vídeos