A hachazo limpio en La Granja

Participantes en la exhibición de corta de troncos. /Óscar Costa
Participantes en la exhibición de corta de troncos. / Óscar Costa

La travesía del Mar y la novillada se suspendieron en una jornada festiva que ofreció la exhibición de corta de troncos a cargo del club de Valsaín

MARÍA SOPENASegovia

Un año más, la Plaza de los Dolores de La Granja fue escenario de una exhibición y posterior competición de corta de troncos a cargo de los profesionales del Club de Cortadores de Valsaín y la Escuela Municipal de Cortadores de Troncos. Para empezar, dos históricos, Juan Ángel Toledano y Andrés Trilla, que llevan compitiendo 40 años , a lo largo de los que han ganado numerosos premios, hicieron tres cortes al tronco más gordo de toda la exhibición. Los dos veteranos estuvieron junto a José, una de las jóvenes promesas del club, que hizo otra exhibición cortando dos troncos con la ayuda del profesor de su escuela que le indicaba dónde cortar. Con esta actividad quieren «potenciar este tipo de deportes, porque son nuestros y tenemos que seguir dándolos a conocer», explicó Samuel Alonso, alcalde del Real Sitio de San Ildefonso.

Después de la exhibición se celebró una competición con cinco parejas. Los participantes tenían que cortar seis troncos divididos en lotes, que fueron sorteados antes de la competición. Los troncos del concurso rondaban entre los 40 y 60 centímetros de diámetro. Entre los premios para los ganadores había un jamón, un lomo y vinos, además de trofeos elaborados por la Asociación de Discapacitados de San Ildefonso (Adisil).

Los participantes provenían del club de cortadores de troncos de Valsaín, que tiene en sus 'aizkolaris' una de sus señas de identidad. Catorce personas integran este club, que «lleva hecho muchos años, pero ahora lo han empezado a llevar los chavales jóvenes, hay que ir dándoles paso», explica Juan Ángel Toledano. Esta práctica requiere mucho entrenamiento durante todo el año. «Para prepararnos vamos al gimnasio, corremos y andamos por el monte, además de entrenar una vez al día durante el invierno», añade este miembro del club. También se preparan para participar en competiciones:«Hay cuatro chavales muy buenos que están cortando en el País Vasco».

Trescientos huevos

Como no todo iba a ser hacer deporte en la jornada festiva de ayer, en las instalaciones de la peña Los Zeltas se preparó un almuerzo, amenizado por música tradicional, en el que se cocinaron alrededor de 300 huevos. También se celebró el vermu made in La Granja', organizado por la Peña Etílicos, acompañado de la música de unos dj's locales. Durante la actividad se repartieron premios. A las 14:30 horas en la Pradera de El Hospital tuvo lugar la caldereta popular. Tuvo que suspenderse la XLI Travesía del Mar, al no poder asegurarse la seguridad total de los participantes por falta de agua.

Tampoco se celebró, debido a la tromba de agua que cayó por la tarde, la novillada con picadores organizada por la Asociación Cultural Taurina La Granja.