La denuncia por el intento de rapto de un niño apunta a dos hombres, uno con chaleco amarillo

Exterior del colegio de San Cristóbal, en cuyas inmediaciones se produjo el presunto intento de secuestro. /De Torre
Exterior del colegio de San Cristóbal, en cuyas inmediaciones se produjo el presunto intento de secuestro. / De Torre

El alcalde de San Cristóbal de Segovia no descarta que el menor malinterpretara un comentario

C. B. E. / A. N.Segovia

La Guardia Civil de Segovia ha iniciado una investigación para aclarar los hechos sucedidos ayer por la mañana en el municipio de San Cristóbal de Segovia, cercano a la capital, a raíz de la denuncia interpuesta por el intento de secuestro de un niño de once años. Según explicó el alcalde de la localidad, Óscar del Moral, el menor iba camino del colegio –se encontraba a unos 150 metros, en una calle adyacente al centro educativo– cuando vio cómo un vehículo se acercaba y sus ocupantes le pedían que subiera.

Cuando el copiloto abrió la puerta, el niño echó a correr en dirección al colegio, donde, muy nervioso, informó de lo sucedido. «La dirección del centro avisó inmediatamente a la madre, que suele acompañar al niño todos los días. Ayer se dio la circunstancia de que la mujer fue un poco más tarde con su hijo pequeño, ya que parece ser que el mayor tenía una clase un cuarto de hora antes», explica el alcalde.

El Ayuntamiento de San Cristóbal de Segovia publicó en su web un escueto aviso en el que se ruega que se «mantenga la atención en los traslados de los menores» y también se ha pedido a los operarios municipales que trabajan en las calles que estén alerta «y me comuniquen cualquier cosa extraña que vean para que pueda dar el aviso a la Guardia Civil», señala Del Moral.

Chaleco amarillo

Según la versión del niño, uno de los individuos llevaba un chaleco amarillo similar al que puede utilizarse en cierto tipo de obras, «un detalle algo extraño, ya que es lo suficientemente identificable para no pasar desapercibido», indica el alcalde, quien no descarta la posibilidad de que se hubiera malinterpretado el comentario hecho desde el vehículo. «Ojalá todo quede en un susto y vuelva la calma, vamos a esperar el resultado de las investigaciones».

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han confirmado la denuncia y mantienen prudencia sobre si puede existir o no relación con otro hecho similar denunciado en Segovia, a mediados del mes de enero, por una menor que fue abordada en la calle por un hombre que llevaba la cara tapada. Como en aquella ocasión, la noticia del intento de rapto en la localidad de San Cristóbal de Segovia ha corrido como la pólvora por las redes sociales y los grupos de whatsapp, informa Ical.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos