La Fundación Víctor Barrio reclama libertad para educar a los hijos en los valores taurinos

Unos jóvenes aprenden unos pases toreros. /Fundación Víctor Barrio
Unos jóvenes aprenden unos pases toreros. / Fundación Víctor Barrio

La entidad rechaza la imposición a los menores de los «criterios de una cierta clase política o de algunos colectivos animalistas»

El Norte
EL NORTESegovia

La Fundación Víctor Barrio reivindica que los padres tengan «libertad» para educar a sus hijos en los valores de la tauromaquia. En esta misma línea, la entidad que lleva el nombre de diestro segoviano fallecido, reclama para los niños que «no se les impongan los criterios de cierta clase política o algunos colectivos animalistas». Esta demanda está en buena parte motivada por las experiencias recabadas en su periplo por diferentes plazas de toros de España en las que la fundación trata de llevar el mensaje pedagógico que Barrio difundió en vida.

El programa de divulgación de la tauromaquia entre los más jóvenes, emprendido el año pasado y que esta temporada cumple su segunda edición, demuestra que «los niños disfrutan aprendiendo los entresijos de una actividad que les gusta», esgrime la asociación impulsora de esta iniciativa. En la mayoría de las ocasiones, los menores acuden a la propuesta gracias a la afición de los padres o los abuelos, que les acompañan a los cosos para empaparse del legado de Víctor Barrio. Una herencia que se resume en el eslogan que preside cada acto: 'La tauromaquia, más que defenderla, hay que enseñarla'.

El programa de la fundación llega este fin de semana a tierras asturianas. Este sábado 11, a partir de las once de la mañana, estará en la plaza de toros de El Bibio, en Gijón. La jornada de actividades infantiles contará con la participación del torero Juan José Padilla, quien ya ha confirmado su presencia para intercambiar impresiones y compartir la mañana con los jóvenes que se acerquen al coso gijonés.

Escala en la Feria de Begoña

Por su parte, los talleres que habitualmente lleva a cabo la fundación en estas citas están dirigidos a niños con edades comprendidas entre los 4 y 14 años. Los más pequeños pueden dedicarse a colorear y recortar caretas de toro o de torero, vestir de colores las banderillas o confeccionar su propia muleta con la que luego podrán aprender a torear tutelados. Al finalizar la mañana, se sortearán las treinta entradas para que los ganadores acudan al minipalco Víctor Barrio a vivir el festejo de la tarde en la Feria de Begoña, siempre bajo la supervisión de profesionales taurinos.

Los talleres infantiles del programa lograron el año pasado una participación activa de mil menores. Además, más de 250 presenciaron 'in situ' un festejo y contaron con las explicaciones adecuadas para su edad con el objetivo de difundir y fomentar la tauromaquia entre ellos.

Temas

Toros

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos