Francisco Salamanca sugiere mejoras también en otros tramos del encierro de Cuéllar

Francisco Salamanca (i), en el debate sobre los encierros de hace dos años./M. Rico
Francisco Salamanca (i), en el debate sobre los encierros de hace dos años. / M. Rico

El presidente de la Peña El Encierro recuerda que los elementos ciegos instalados en el lado derecho han funcionado

MÓNICA RICOCuéllar

El protocolo del encierro, un documento no oficial pero en el que varios colectivos trabajaron durante meses para la mejora de los encierros, ya recogía la toma de medidas en El Embudo. Se pedía la instalación de elementos ciegos que impidieran a la manada ver el otro lado de los palos para mejorar el encauzamiento, y este año se ha realizado. Se consideraba fundamental señalar las zonas de seguridad y expansión para que los participantes y espectadores tuvieran información sobre la responsabilidad que asumen dependiendo de la zona donde se encontraran, que también se ha hecho.

Así lo recordó Francisco Salamanca, presidente de la peña El Encierro, uno de los grupos firmantes del protocolo. Señaló que el documento «ya controla eso», y que algunas medidas, como los elementos ciegos en la ladera izquierda que «se han cuestionado, han funcionado muy bien». «Esto son toros, sabemos que esto pasa y es una cosa con la que juegas todos los días en el encierro», declaró Salamanca, y mencionó que el público busca su parte de emoción para verlo y asume que puede pasar algo.

Así, recordó que en la suelta en los corrales del río Cega existe numeroso público haciendo fotos y vídeos a 50 metros de la salida, «mirando a los móviles y no mirando hacia dónde van los toros». Allí también Protección Civil lanza cada mañana por megafonía un mensaje en el que recuerda que la zona no es segura y no existe protección, «y la gente va».

Apuntó Salamanca la posibilidad de que en un futuro se puedan estudiar y tomar nuevas medidas de seguridad para El Embudo, pero también para otros lugares que han surgido este año como nuevos 'puntos negros'. Por ejemplo, que al pasar el puente de Las Máquinas, en la zona del polígono, hay público que este año ha llamado y citado a los toros, que en algunos casos han derrotado contra la alambrada.

«Allí nunca ha habido fuerzas del orden, y está claro que es un punto más que hay que controlar en el futuro. Son cosas que se van aprendiendo, pero nunca sabes lo que puede pasar», afirma el presidente de El Encierro, colectivo que analizará el resultado del ciclo cuellarano en su tradicional foro, que este año se celebrará el viernes 20 de septiembre.