La falta de nieve y frío podría retrasar la apertura de la estación de esquí de La Pinilla

Telesilla de la estación de La Pinilla, en una foto de una temporada anterior. /A. de Torre
Telesilla de la estación de La Pinilla, en una foto de una temporada anterior. / A. de Torre

Los beneficios de más de 700.000 euros del año pasado permiten mejorar el telesilla y ampliar el servicio de alquiler

ÁLVARO GÓMEZ Segovia

Los esquís y las tablas de snowboard tendrán que esperar a después del puente de la Inmaculada. Ni nieve, ni frío para poder fabricarla. Ese es el resumen de la información meteorológica de previsiones y predicciones que manejan los gestores de las estaciones de esquí. El director de La Pinilla, Ángel González, reconoce que en lugar de tener compañero o compañera como el resto de personas, aquellos que trabajan por y para una estación de esquí no les queda otra que estar pegados a una central meteorológica. Y los datos que reciben en estos momentos no auguran que la apertura de la nueva temporada sea en los próximos días. «Las previsiones y predicciones meteorológicas son exactas para dos o tres días, a partir de ahí son estimaciones», indica, y para el puente lo que se estima son «temperaturas altas y con viento del sur, además de lluvia para toda España. En principio, aunque después pueda cambiar, las previsiones no son buenas para el puente de diciembre», explica González.

La temporada anterior en cambio sí que inició en los días festivos que marca la Inmaculada Concepción. Una campaña que fue «muy buena», en la que acudieron unas 60.000 personas a La Pinilla, con 95 días de apertura. «Yo firmaría estos resultados continuamente», declara el director de la estación, quien destaca que tuvieron un beneficio superior a los 700.000 euros, lo que va a permitir realizar labores de gran calado para esta temporada. «Son inversiones estratégicas de cara al futuro de la estación, fundamentalmente para alargar la vida útil de nuestros telesillas e instalaciones además de la ampliación del alquiler de esquí». El 20% de los clientes de La Pinilla utiliza el mencionado servicio de alquiler, por lo que es una sección económica bien valorada por la dirección.

Con las nuevas mejoras, el gerente de La Pinilla indica que lo único que falta es que se den los factores externos para que haya nieve o, al menos, haga el frío suficiente para poder fabricarla. «Solo estamos pendientes de eso», indica González, pues «con el trabajo realizado a lo largo de estos años, hemos acomodado nuestra estructura de personal y de servicio, y tenemos buenas conexiones con grupos y clubes que nos da cierta tranquilidad en cuanto a la estabilidad de nuestros clientes». También destaca la política comercial y la «agresiva» política de marketing, que es perceptible en el «éxito» con los forfait de temporada y el comienzo de su venta desde el pasado mes de octubre.

Lo que también es un éxito es la importancia de la estación de esquí de La Pinilla en el mercado madrileño, pues más del 90% de los clientes procede de esta localidad. El resto se reparten por las zonas de cercanía a las pistas, por lo que destaca Segovia y también y cada vez con más peso, Guadalajara. «Cuando llegué hace ocho años mi reto era conquistar al público de Valladolid y cada vez vamos teniendo más gente gracias a los acuerdos que hemos alcanzado con la Fundación Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Valladolid y con algunos clubes y grupos», indica el director. Y es que la cercanía, como es lógico, es uno de los principales atractivos para acudir a La Pinilla si quieres esquiar en el Sistema Central. A hora y media de Valladolid y una hora de Madrid, la estación permite a los habitantes de estos dos grandes núcleos acudir a practicar el deporte del esquí sin perder mucho tiempo en el viaje. Más cerca aún está Segovia, y en este sentido Ángel González hace hincapié en que «somos una estación con vocación absoluta segoviana».

Carácter alpino

Otra característica de las pistas de La Pinilla que consigue atraer a muchos amantes de este deporte es el carácter alpino que tienen, que no existe en el resto de las estaciones del Sistema Central según González, quien también destaca la variedad de pistas y el desnivel esquiable de 525 metros que posee, lo que va a permitir realizar una prueba de la disciplina supergigante de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI). Este evento se celebra en el que es el cincuentenario de La Pinilla, cuyo comité de honor está presidido por el Rey Felipe VI.

Este cincuenta aniversario ya ha cosechado un gran interés en otros eventos realizados a lo largo del año. «Fue un éxito el concierto a la luz de la luna llena que hicimos en julio como también las conferencias sobre el pasado y el presente de las estaciones de esquí en España», recuerda Ángel González. Además, en el inicio de la temporada se homenajeará a los trabajadores de la estación con la inauguración de un monolito. También organizarán una exposición tanto en Segovia como en Riaza, localidad con la que La Pinilla mantiene varios acuerdos y con la que ha avanzado en la promoción especialmente en los niños.

El director de La Pinilla reclama a los usuarios que respeten las diez normas FIS cuando utilicen las instalaciones, pues lo que defienden «es un comportamiento razonable, sensato y educado de un deporte y un hábito social maravilloso». Estas normas exigen al esquiador que su comportamiento no ponga en peligro a los demás, que esquíe siempre de manera controlada, que en los descensos garanticen la seguridad de los que practican el deporte que se encuentran debajo, o que al adelantar dejen el espacio suficiente para que la otra persona pueda realizar sus movimientos. Otras medidas reclaman echar un vistazo hacia arriba y abajo al entrar en pista para asegurarse que esté despejada, evitar pararse en lugares estrechos, peligrosos o de escasa visibilidad, ocupar el lateral de la pista cuando se sube o baja a pie y obedecer todas las señales. Por último, las normas reclaman la ayuda de los esquiadores en caso de presenciar un accidente y su notificación al personal de la estación, así como el intercambio de nombres y direcciones entre los usuarios y testigos implicados en un siniestro.

 

Fotos

Vídeos