La falta de apoyos obligará al gobierno municipal a prorrogar el presupuesto de 2018

Entrada principal al edificio CIDE del CAT./Antonio Tanarro
Entrada principal al edificio CIDE del CAT. / Antonio Tanarro

Luquero busca la abstención de algún edil de la oposición para aprobar las inversiones previstas

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Por ley, el presupuesto del Ayuntamiento de Segovia, como el de cualquier otro municipio que no hubiera aprobado antes, está prorrogado de forma automáticadesde el pasado 1 de enero. Y así continuará, pues el equipo de gobierno socialista que preside Clara Luquero ya ha descartado la posibilidad de que los grupos de la oposición respalden el proyecto presupuestario que ha presentado el concejal de Economía y Hacienda, Jesús García Zamora, a los demás grupos municipales. Lo ha intentado dos veces, dos rondas de conversaciones (la segunda por teléfono) en busca de apoyos o al menos de que algún concejal se abstuviera y permitiera así que fuera aprobado el presupuesto. Pero la respuesta no ha sido positiva en ningún caso. Tendría el voto en contra del PP, Ciudadanos, Centrados e Izquierda Unida.

El equipo socialista lo va a intentar de nuevo, pero ahora para que esa posible abstención permita las modificaciones del capítulo sexto del presupuesto prorrogado de 2018, para llevarlas al pleno de enero con las inversiones necesarias para sacar los principales proyectos pendientes. La alcaldesa, Clara Luquero, comentó ayer que ya ha dado instrucciones al interventor del Ayuntamiento para que redacte la modificación de la prórroga del presupuesto, «para actualizar las inversiones, que es lo más importante».

Luquero afirmó que con esta modificación del presupuesto prorrogado queda garantizada la prestación de todos los servicios municipales, y ahora tratará de aprobarla para garantizar las inversiones, que «es realmente lo más importante».

El CAT, «tema clave»

La modificación fundamental en materia de inversiones irá destinada a terminar las obras del edificio CIDE (Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial) del CAT, «porque hay un compromiso con las empresas de acabarlo a mediados de este año, y en otro caso pondríamos en riesgo la llegada de algunas empresas, y para Segovia es vital que lleguen empresas que generen empleo, sobre todo para nuestros jóvenes».

Otro tema «clave», añadió, es ejecutar «lo que los ciudadanos nos han dicho en los presupuestos participativos», es decir, el ascensor entre la calle Gascos y Vía Roma, y también lo es consignar la aportación del Ayuntamiento (unos 500.000 euros) para el proyecto de restauración de la muralla norte en el entorno del Hospital de la Misericordia, en caso de que sea concedida la subvención solicitada al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento (el presupuesto total es de 1,5 millones de euros).«Creo que es fundamental que podamos modificar los capítulos de inversiones que ya se ejecutaron elaño pasado y no los necesitamos», agregó.

Segovia «necesita acabar el edificio CIDE del CAT» porque hay empresas que «solo quieren venir si es a ese edificio emblemático», como Indra, que son las que tienen capacidad de crear empleo de calidad, insistió la alcaldesa, quien reconoció que el trabajo del concejal de Economía y Hacienda y de su equipo es ahora «conseguir que algún concejal se abstenga, porque si no tampoco es posible aprobar estas modificaciones, que son necesarias».