Fallece a los 55 años Pablo Gómez Cuadrado, 'Pali', uno de los rostros más populares de la hostelería segoviana

Pablo Gomez Cuadrado, en una imagen de archivo, el pasado abril. /Antonio de Torre
Pablo Gomez Cuadrado, en una imagen de archivo, el pasado abril. / Antonio de Torre

La misa de funeral se celebrará mañana viernes, a las 10:00 horas en la parroquia de El Salvador

El Norte
EL NORTESegovia

«Todo el mundo acudía a 'Pali' para que le solucionara cualquier problema ya sea a nivel personal o colectivo, siempre estaba dispuesto a echar una mano y a colaborar con las instituciones», afirma Pablo Martín, presidente nacional de la Unión de Asociaciones de Sumilleres. Su última conversación con Pablo Gómez Cuadrado, conocido popularmente como 'Pali', secretario de la Asociación de Camareros de Segovia, que ha fallecido esta madrugada a los 55 años de edad, fue precisamente sobre los preparativos de la Feria del Jamón, que comenzará el 5 de septiembre. «'Pablo, llama a fulanito...', 'Pablo, llama a menganito, que hay que dejar organizado esto o aquello... Su vida era esta, pero además de una forma vocacional, siempre ha luchado por la hostelería, por los camareros, por los sumilleres...», señala Martín, que trabajo codo con codo con él durante un cuarto de siglo. La misa de funeral será mañana viernes, día 23, a las 10:00 horas en la parroquia de El Salvador. La de privilegio tendrá lugar el día 24 a las 19:00 horas. La capilla ardiente está instalada en el tanatorio San Juan de la Cruz, en la sala 1.

Pablo Gómez, que estaba soltero, se introdujo en el mundo de la hostelería en el Bar El Pali, el negocio familiar situado en el barrio de El Salvador. Como él mismo relataba en un artículo que escribió con motivo del fallecimiento de Juan Herrero Rubio, el popular Juanito 'el de la Taurina', en 2013, su vocación por este sector fue muy temprana. «Eran los años 80 y yo por aquel entonces tenía 16 años. Mi vena por la hostelería comenzó en el mesón El Buscón Don Pablos, a las órdenes de José Luis Velasco Sastre. Allí, en la Plaza Mayor, te empezabas a relacionar con el colectivo de gente de la hostelería, con Perfecto 'el del Juan Bravo'; con José, del Negresco; con José, del restaurante José; con Nicolás Rascón, del hotel Victoria; con Jesús 'el del Jeyma', y con alguien muy especial para mí, Juanito 'el de La Taurina'». En 1995, explicaba también con orgullo, «tuve la gran fortuna de que el presidente regional de hostelería de Castilla y León, Ángel Velasco, me incorporase a su equipo para dar a conocer la gastronomía de Castilla y León por todo el territorio nacional». En ese equipo coincidió, entre otros, con Tomas Urrialde, referencia de la gastronomía española y seña de identidad entre los fogones de Segovia, que falleció en 2010.

Hoy la hostelería segoviana despide a otro de sus rostros más populares, alma mater de la Asociación de Camareros de Segovia, el gremio más numeroso de la provincia, que el año pasado cumplió noventa años.